Compartir

El conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, -en la imagen- asistió esta mañana, en el Hospital Universitario Lucus Augusti, al acto de homenaje y despedida a los cerca de 150 profesionales jubilados a lo largo del año pasado en el ámbito de la Gerencia de Gestión Integrada del Servizo Galego de Saúde en Lugo. En este acto, el titular de la cartera sanitaria del Ejecutivo gallego agradeció el trabajo de los profesionales que ahora se jubilan, así como del resto de empleados del Sergas, por la labor diaria desarrollada con el fin de contribuir al buen funcionamiento del sistema sanitario, y que «son los verdaderos artífices de que nuestra sanidad pública sea hoy una sanidad de referencia en todo el Estado».

Según destacó el conselleiro, dedicar toda una carrera profesional y una vida personal al cuidado del paciente «es una labor grata y exigente, que desarrollamos entre todos desde muy diferentes disciplinas y ámbitos profesionales, pero con un sentimiento común de vocación por nuestra profesión y de dedicación al paciente y a sus familias».

Todas las categorías son importantes en este trabajo diario, por eso la dedicación de profesionales de la medicina, de la enfermería, de la administración o del mantenimiento, entre otras áreas de trabajo, «merecen un reconocimiento especial a tantos años de esfuerzo y de entrega a la sanidad pública, al paciente, y el deseo de que la nueva vida que ahora empezáis sea igual de gratificante que lo fue vuestro paso por el sistema sanitario».

Tal y como remarcó Almuiña, «los verdaderos protagonistas del sistema sanitario son los profesionales, responsables de su adecuado funcionamiento y de su mejora continua. Queda demostrada vuestra implicación, capacidad de trabajo y compromiso con la sanidad pública a lo largo de vuestra vida laboral».

Por su parte, el responsable de la Gerencia de Gestión Integrada de Lugo, Ramón Ares Rico, les agradeció el trabajo y dedicación a los 146 profesionales que se jubilaron en el 2018 en los tres hospitales y en los centros de salud del Sergas en la provincia, al tiempo que manifestó ante los trabajadores jubilados, familiares y demás profesionales que acudieron al homenaje, que «nuestros trabajadores son el activo fundamental del Servizo Galego de Saúde».

Ares Rico les agradeció también a todos ellos «su intensa dedicación a lo largo de los años de vida laboral y su sensibilidad con los pacientes en el ejercicio de su trabajo diario, defendiendo con su labor el buen funcionamiento del sistema sanitario público», y les recordó que los hospitales y los centros de salud de la provincia «serán siempre su casa y donde siempre serán bienvenidos como integrantes de la organización que fueron y serán siempre».

Ramón Ares Rico recordó que este acto anual de homenaje a los jubilados del Sergas en la provincia es un reconocimiento implícito a la importancia de su trabajo y un resumen de una vida llena de aportaciones a la sanidad pública gallega, «pues vosotros sois los que contribuisteis a lograr una sanidad mejor, tanto en conocimiento como en valores y actitudes, una sanidad que sirve para mejorar la salud y la expectativa de vida de los lucenses».

Los 146 trabajadores que culminaron su vida activa en 2018 formaban parte de distintas categorías de trabajadores, como facultativos, personal de enfermería, técnicos de cuidados auxiliares de enfermería, auxiliares de la función administrativa, administrativos, celadores, cocineros, personal de servicios generales, técnicos especialistas, personal de mantenimiento, entre otros.