Compartir

El certamen ‘Vilas en Flor’ entregó sus distinciones esta tarde, en el auditorio municipal de Chantada, en una gala en la que se pusieron en valor los beneficios de los espacios verdes urbanos. No solo por la imagen de los ayuntamientos y los beneficios que aportan a la salud de los vecinos, sino también porque tienen una rentabilidad económica, tal y como explicó Pedro Calaza, director de Vilas en Flor Galicia, durante su intervención, cuando explicó que cada metro cuadrado de parques y jardines supone un impacto total de 10,85 euros al año.

En el acto estuvieron también presentes Inés Santé, directora del Instituto de Estudios del Territorio, en representación de la Consellería de Medio Ambiente; Pilar García Porto, diputada de Cultura de la Diputación de Lugo, e Isabel Aguirre, directora de la Escuela Gallega del Paisaje de la Fundación Juana de Vega, así como representantes de los ayuntamientos participantes: Manuel Lorenzo Varela, alcalde de Chantada; Cristina Cid Fernández, alcaldesa de Allariz; Juan Manuel Rey Rey alcalde de Caldas de Reis; Diego Fernández, teniente de alcalde de Betanzos, y Juan Penabad Muras, alcalde de Ortigueira. También acudieron representantes de los colectivos del sector Asvinor y Agaexar y las empresas Husqvarna y Rain Bird.

Las bases del certamen establecen que la entrega de galardones tendrá lugar en el ayuntamiento ganador pero, habida cuenta el empate entre los dos ayuntamientos que consiguieron las puntuaciones más altas, el jurado decidió que el acto sería en Chantada, dada su posición más central en el ámbito geográfico gallego, con el objeto de facilitar el desplazamiento de personas y autoridades que acudieron al acto.

‘Vilas en Flor’, una nueva iniciativa por la mejora ambiental, social y económica de los ayuntamientos gallegos impulsado por la Fundación Juana de Vega, en colaboración con la Asociación de Viveristas del Noroeste (Asvinor) y la Asociación Gallega de Empresas de Jardinería (Agaexar), dio a Chantada y Allariz cuatro flores de honra –la máxima son cinco–, mientras que el de Caldas de Reis llevó tres y el de Betanzos, dos flores de honra. Por su parte, el ayuntamiento de Ortigueira consiguió una flor.

 

El jurado estuvo compuesto por Isabel Aguirre, directora de la Escuela Gallega del Paisaje de la Fundación Juana de Vega; Serafín Ros Orta, ingeniero técnico agrícola y exdirector de Medio Ambiente del grupo de empresas Eulen, y Alfonso Ruano Prieto, ingeniero técnico agrícola y ex jefe de área de la Axencia Galega de Desarrollo Rural.

Publicidad