Compartir

El dispositivo de invierno de la Diputación acondicionó la red viaria provincial a más extensa del Estado que cuenta con 4.200 kilómetros, para garantizar la circulación con seguridad a lo largo de la provincia. Durante estas jornadas, el Gobierno tiene desplegados en más de 35 Ayuntamientos 64 operarios y 32 máquinas con las que atender cualquier tipo de incidente que se pueda producir. Son, en su mayoría, relacionadas con la acumulación de hielo en las vías provinciales.

Ahora, todas las carreteras están abiertas al tráfico, y se actuó prácticamente en vías de todos los Ayuntamientos de la Montaña, Terra Chá y zona Sur. El Gobierno de la Diputación mantendrá el dispositivo activado la causa de las posibles inclemencias meteorológicas que se puedan producir, pues la previsión es que continúe las bajas temperaturas a lo largo de estos días.

El dispositivo desplegado por la Diputación se encuentra dividido en 8 zonas de la red viaria provincial. Por cada una de ellas hay 8 vehículos -2 máquinas quitanieves con cuña, 2 tractores adaptados con salero y cuña, 2 pick up, adaptadas con cuña y salero y 2 vehículos de apoyo con medios mecánicos- y 14 operarios. La mayores aparte de esta maquinaria, el dispositivo también cuenta con varias máquinas del parque móvil como palas mixtas o camiones, que se añaden al protocolo de actuación se es preciso.

35 Ayuntamientos

Los Ayuntamientos en los que se actuó fueron: Becerreá, Begonte, Carballedo, Castro de Rei, Castroverde, O Corgo, Cospeito, Chantada, Folgoso do Courel, Cervantes, A Fonsagrada, Friol, Xermade, Guitiriz, Guntín, O Incio, Lugo, Mondoñedo, Muras, Navia de Suarna, Negueira de Muñiz , As Nogais, Ourol, Outeiro de Rei, O Páramo, Pedrafita do Cebreiro, A Pobra Brollón, A Pontenova, O Saviñao, Quiroga, Ribeira de Piquín, Samos, Ribas de Sil, Triacastela y Taboada.

Publicidad