Compartir

Socialistas, vecinos y médicos -unos veinte según la foto- denunciaron este martes delante del Hospital Comarcal de Monforte de Lemos el desmantelamiento de la sanidad pública y la precarización de los servicios por parte del PP en la Xunta de Galicia. En la concentración participó el vicesecretario general de Gobierno local y alcalde de Monforte, el socialista José Tomé Roca, concejales, portavoces y militantes de la zona sur de la provincia a la que de la servicio el centro sanitario.

Los veinte socialistas y vecinos denuncian que en el Hospital de Monforte, que da servicio a más de 50.000 habitantes, no tienen oncólogos propios, llevan 3 con 1 solo digestivo, en la mayoría de servicios solo hay un facultativo especialista como en alergología, endocrinología, dermatología…que acaban desempeñando el trabajo internistas. Hay listas de espera para hacer pruebas básicas en cardiología, resonancias y revisiones. Se necesitan más enfermeros y celadores, un técnico de laboratorio para el servicio de urgencias y restablecer el médico rehabilitador.

El Sergas, -denuncian- dotó al centro de un servicio de esterilización pero sin personal especializado por lo que tienen que realizar esa labor cirujanos. Suprimieron el teléfono interno para avisar a los facultativos. Además, el PSdeG-PSOE critica la derivación de pacientes a centros privados para terapias de fisioterapia o logopedia y contratos de días. Con todo esto, el número de reclamaciones hechas por los ciudadanos superan la cincuentena y va en aumento.

Tomé Roca subrayó que el PP «estanos quitando, a toda a zona sur da provincia, servizos sanitarios paulatinamente. Primeiro foi a supresión da área sanitaria para centralizala na cidade de Lugo e así restarnos autonomía e competencias e agora é coa falta de persoal para poder atender correctamente aos veciños no Hospital Comarcal. O Sergas está xogando coa saúde de máis de 60.000 lucenses debido ás políticas de recortes. Dende o Partido Socialista seguiremos defendendo unha sanidade pública, gratuíta e de calidade á que temos dereito como cidadáns».

Desmantelamiento del centro de salud

Los socialistas denuncian que el centro de salud de Monforte de Lemos también está siendo desmantelado por la Xunta. En los últimos 4 años la Xunta amortizó 2 plazas, una por traslado y otra por jubilación, quedando 12 médicos cuando antes había 14. Esto provoca que en la actualidad los profesionales atiendan un promedio de 60 personas en una sola mañana.

Solo hay 3 pediatras para atender a los más de 2.200 niños de Monforte de Lemos, Sober y Pantón. Esto supone una lista de espera de más de 10 días para que las familias sean atendidas. Los profesionales también se quejan de la falta de material para hacer curas, como esparadrapos o gasas.