Compartir
Puente Viejo de Monforte. Foto | Turismo de Galicia

Desde Esperta Monforte! vienen de valorar negativamente, -aunque la comprenden- la posición de los «constructores/empresarios» de Monforte, -sobre la peatonalización del Puente Viejo propuesta en el Plan Especial de Protección del Casco Histórico-, quienes consideran que es inviable y que habría que construir previamente en Monforte uno o dos puentes más al servicio del tránsito rodado. Al mismo tiempo, estos mismos empresarios proponen también la reconversión en parking público de un espacio del casco histórico al pie mismo del monte de San Vicente.

Esperta Monforte! comprende «que os constructores teñan intereses empresariais/crematísticos en construir canto máis mellor, o que non entendemos é a posición do Alcalde que tamén quere construir unha nova ponte no Malecón de dobre dirección aberta ao tránsito rodado como requisito imprescindible para peonalizar a Ponte vella, o que lle serve de desculpa para aprazar sine die esta medida»

Estas posturas chocan con la tendencia actual a humanizar los centros de las ciudades y retrotraernos a los postulados de los años 60 del pasado siglo en que la prioridad eran los coches. Las ciudades que apuestan por proirizar a los peatones son las que tienen los estándares de mayor calidad de vida y reciben premios internacionales al tiempo que reactivan la economía. «Como sigamos por este camiño a próxima ocurrencia será volver a abrir ao transito a rúa do Cardeal e habilitar a praza de España para aparcamento», apunta Esperta Monforte!.

Esta formación política considera factible la peatonalización del Puente Viejo de forma inmediata, «porque non crearía ningún problema relevante». Esta medida aparece cómo prioritaria en el plan Especial del casco histórico y también está avalada por arquitectos urbanistas de prestigio como la monfortina Susana López. «En Ourense a peonalización da Ponte romana non supuxo ningún problema a pesar de que a distancia entre as dúas pontes máis cercanas a mesma, e abertas ao transito é maior da que quedaría en Monforte», añade la concejal-portavoz de Esperta Monforte!, Maribel García.

«Estamos en contra da construcción dunha nova ponte no Malecon polo impacto sobre unha zona sensible dende o punto de vista histórico, urbanístico e paisaxistico, amén de incrementar o tránsito motorizado nesta zona. Paralemente á ponte Vella, reclamamos a peonalización da rúa das Hortas, con acceso a residentes e carga e descarga. Estamos convencidos de que esta medida redundaría na mellora do comercio local».

Según Maribel García, «O planeamento urbanístico e o modelo de cidade debe ser responsabilidade do Concello e non dos constructores. Na anterior lexislatura municipal tiráronse a papeleira 300.000 euros que foi o que costou a redacción dun PXOM, sen nen tan sequera chegar a presentalo ao pleno municipal. A moción presentada por Esperta Monforte! reclamando a peonalizacion da ponte vella no ano 2017 foi rexeitada no pleno municipal polos mesmos grupos que tiraron a papeleira o devandito PXOM».

«Monforte necesita proxectos e valentía para levalos adiante, non chega con poñer parches e regar asfalto». Existen prioridades urgentes en las que invertir el dinero municipal, en vez de construir puentes, como por ejemplo:

A.- Tomar medidas para frenar el deterioro y ruina del casco histórico o del barrio de la estación que literalmente se están cayendo a pedazos.

B.- Afrontar la construcción de una nueva depuradora de aguas residuales, que en la actualidad están siendo vertidas en gran parte y de forma continua directamente al río Cabe, a la altura de Piñeira antes de llegar a la depuradora a través de los grandes colectores que van por ambas margenes del río, remata Esperta Monforte!

Publicidad