Compartir

La Consellería de Política Social mantiene abierto hasta el 2 de agosto el plazo de solicitud del Bono Coidado, un programa que incluye ayudas directas de la Xunta para contratar a una persona cuidadora de la hija o hijo ante necesidades puntuales. El delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, explicó esta mañana que el Bono Coidado cubre situaciones muy variadas en las que la pequeña o pequeño estén enfermos o no puedan ser cuidados por la persona que lo hace habitualmente, bien sea por dolencia del cuidador o por distintas circunstancias puntuales de carácter laboral de éste, como pueden ser la asistencia a entrevistas de trabajo o la realización de cursos de formación.

Más facilidades: se amplía a la ludotecas

El programa puesto en marcha en 2016, presenta como principal novedad en la convocatoria de este año que las madres y padres solicitantes podrán destinar esta ayuda económica a pagar el coste de un servicio de cuidado infantil no continuado, como por ejemplo las ludotecas y otros espacios infantiles, a diferencia de lo que sucedía hasta ahora que se limitaba exclusivamente a servicios domiciliarios.

«Temos que seguir traballando sen descanso para poñer todos os recursos ao servizo das familias que queiran ter fillos, para que ter un fillo en Galicia non sexa un problema, nin familiar, nin económico, nin laboral. Ese é o noso obxectivo», aseveró.

Niños y niñas de hasta 12 años

El Bono Coidado cuenta con un presupuesto inicial de 1,2 millones de euros (ampliables para atender todas las solicitudes que se reciban) y de él podrán beneficiarse las personas con niños y niñas menores de 12 años que residan en Galicia y que cuenten con una renta de la unidad familiar que no supere los 45.000 euros o los 13.500 euros per cápita.

La Xunta subvencionará un máximo de 80 horas por familia para la totalidad del período de vigor de la convocatoria, que cubrirá los servicios recibidos entre el 1 de octubre de 2018 y el 30 de noviembre de 2019. El número de horas se incrementará un 15% por cada niña o niño menor de doce años.

La cuantía de la ayuda estará determinada por los siguientes tramos según la renta per cápita familiar: hasta los 3.750 euros obtendrán una ayuda de 14 euros por hora de servicio contratada, hasta los 7.500 euros será de 11 euros por hora, las familias con renta per cápita hasta los 10.000 euros tendrán una aportación de 9 euros por hora de cuidador y para aquellas de más de 10.000 euros, y siempre que no supere el tope establecido, la subvención por hora de servicio de cuidador contratada será de 7 euros. Además, las mujeres víctimas de violencia de género recibirán en todo caso la cuantía máxima de la ayuda con independencia de la renta per cápita familiar.

Un procedimiento más ágil

El Bono Coidado se fue mejorando progresivamente, para ajustarse a las necesidades de las familias. Por ejemplo, en la actualidad los progenitores pueden inscribirse cuando se abre la convocatoria en una bolsa de horas, que contempla un máximo de 80 salvo en familias con más de un hijo, en cuyo caso se eleva a 92.

El abono de la ayuda se hará efectivo después de acercarle a la jefatura territorial de la Consellería de Política Social correspondiente la solicitud y las facturas originales de la contratación del servicio acompañadas del justificante bancario que acrediten su pago, aunque también se aceptará la justificación del pago en efectivo del servicio mediante un recibí del cuidador. Se deberá presentar también justificación documental de la situación puntual que da derecho a la percepción de la ayuda.

Con esta nueva convocatoria del Bono Coidado, la Xunta continúa poniendo a disposición de las gallegas y gallegos herramientas que faciliten la conciliación de la vida familiar y laboral. De hecho, esta medida se suma a otras que tienen este mismo propósito como son el Bono Concilia, el aumento de plazas públicas de 0 a 3 años en escuelas infantiles, las Casas Nido en el rural o la financiación de la construcción y puesta en marcha de escuelas infantiles en polígonos industriales.