Compartir

El Pleno de la Diputación aprobó este martes, con los votos a favor del PSdeG-PSOE y del diputado no adscrito Manuel Martínez y sin apoyo de PP y BNG, la moción que el Gobierno presentó a la sesión plenaria en respuesta a las reclamaciones de las/os enfermeras/os que les fueron trasladadas personalmente por el Sindicato de Enfermería en Lugo (SATSE).

En concreto, piden incrementar el número de profesionales para poder mejorar la atención en la sanidad pública de la provincia, así como las condiciones laborales en las que desarrollan su profesión, pues sufren una importante sobrecarga de trabajo y unos altos índices de temporalidad.

Estos profesionales explican que el Sergas mantiene una ratio de 3,38 enfermeir@s por 1.000 habitantes. El promedio del Estado es de 5,3. En países del entorno español el promedio es de 8,8. En Europa, destacan Dinamarca con 16,9 profesionales por 1.000 habitantes; Finlandia con 14,7/1.000 y Alemania con 13,3/1.000 habitantes.

Para ello, instara a la Xunta de Galicia, administración con las competencias en sanidad, a desarrollar un marco legislativo que garantice una dotación de enfermer@s que permita una atención segura, con unas ratios mínimos de profesionales/habitante y máximas de enfermos/profesionales que en ningún caso sean inferiores a los promedios españoles, que cuando menos se sitúen en la órbita de los Estados del entorno y sin perjuicio de acercarse a los mejores estándares europeos en el caso de ser viable.

También se demanda al Gobierno central a aprobar, a través de un acuerdo vinculante de confederación sectorial del consejo territorial, el establecimiento de una dotación adecuada de enfermer@s; así como garantizar una atención segura y de mayor calidad, una carga laboral idónea y la sostenibilidad del sistema sanitario mediante una ley que determine el número máximo de pacientes asignados a cada enfermer@ en las Comunidades Autónomas.