Compartir

La Consellería do Medio Rural fomenta la diversificación del sector agroalimentario gallego con ayudas dirigidas a apoyar inversiones en materia de transformación, comercialización y desarrollo de distintos productos agrícolas. Un ejemplo de estos apoyos es el de la empresa Lemos&Taboada, en Sarria, que desarrolla su actividad en la comercialización de castañas, un fruto típico y característico de la montaña lucense, en la que existen importantes extensiones de soutos.

El delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, visitó las instalaciones de esta compañía que recibió una aportación autonómica, al amparo de esta orden de ayudas, por valor de 372.000 euros.

Las actuaciones subvencionables consistieron en la compra y urbanización de un terreno de 7.119 metros cuadrados en el acceso al polígono industrial de Morelle, construcción de una superficie cubierta y adquisición de diversa maquinaria y equipación. La inversión global apoyada superó los 941.000 euros.

Entre la nueva equipación adquirida se encuentra maquinaria precisa para el preparado comercial de la castaña: distintas líneas de calibración, esterilización, escogido y secado, así como sistemas para pesar el producto y envasarlo, equipos informáticos y distinto material de transporte.

El delegado territorial recordó que Lugo es la provincia gallega que más se beneficia de las ayudas que, cada año, la Xunta convoca en apoyo de las empresas de transformación y comercialización de productos agrarios, lo que da muestra de la fortaleza y del peso específico del sector agroalimentario en la provincia.

De hecho, en 2017, la Xunta apoyó a más de una treintena de empresas lucenses con ayudas por importe de 10 millones de euros y una inversión movilizada que supera los 29 millones de euros.

Publicidad