Compartir

La empresa ubicada en la localidad ourensana de Castro Caldelas, Turisa Galicia, que apuesta por el turismo responsable, de excelencia y de calidad en la Ribeira Sacra, resulto galardonada con uno de los ocho premios Agader 2018. El galardón le fue entregado esta tarde en Santiago de Compostela a su responsable, Martiño Novo Canda, de manos del presidente de la Xunta Alberto Núñez Feijóo.

El presidente del Gobierno gallego, renovó este viernes el compromiso con un rural con más innovación, más tecnología, más cooperación, más bienestar social y con más oportunidades; y que siga apostando por el relevo generacional y que le dé el protagonismo que le corresponde a la mujer.

Durante el acto de entrega de los premios Agader 2018, Feijóo recordó que el rural lleva modernizándose desde hace tiempo gracias, en parte, a una doble implicación que lo hizo posible: un cambio de mentalidad social y también un compromiso de los poderes públicos. «Y hace falta que ambas cosas se preserven se incrementen», dijo, con el fin de que el rural siga siendo una opción de futuro.

En esta línea, subrayó la puesta en marcha por parte de la Administración autonómica de una batería de medidas que prueban la apuesta ambiciosa de la Xunta por el rural de los últimos años, entre las que destacó: las ayudas a jóvenes para nuevas actividades no agrarias o para grandes proyectos de transformación industrial; la aprobación de los adelantos de la PAC; el plan específico para fijar población en el campo, dotado con 230 millones de euros y que recoge 23 medidas diferentes; la iniciativa impuestos cero en el rural, para comprar o permutar predios o para que un joven compre una vivienda; la revisión del plan forestal, con el objetivo de permitir una mejor puesta en valor de los montes; o las ayudas a los ayuntamientos que garanticen la limpieza de los montes.

Asimismo, resaltó la aprobación del Plan básico autonómico, presentado hace unas semanas para hacer de Galicia un territorio mejor ordenado y que contribuya a un mayor desarrollo.

El titular de la Xunta recordó además que el Plan de desarrollo rural ponen de manifiesto que cada vez más jóvenes tienen interés por incorporarse al medio rural. No en vano, a través de las ayudas de esta iniciativa más de 1.100 jóvenes se incorporaron al campo en los años 2016 y 2017, lo que significa que en solo dos años, se consiguió el 50% del objetivo marcado para 2023.

«Vivir en el rural, vivir del rural ya no es dar un paso atrás. Es un gran proyecto y un gran paso adelante», aseveró, refiriéndose, a modo de ejemplo, a la apuesta por la tecnología de Trasdeza Natur, para transformar los productos de la huerta ecológica a través de técnicas como el deshidratado solar; al proyecto de Cristina Bañobre Lomba para arrendar y recuperar más de 30 hectáreas para la producción hortícola; a la incorporación de la innovación al mundo del vino hecha por Levinred, una cooperativa cosmética abierta al mercado nacional e internacional; a los productos delicatessen de Vegas de Sabugueiro; o la apuesta de Turisa Galicia por el turismo responsable, de excelencia y de calidad en la Ribeira Sacra.

A lo largo del acto, el presidente de la Xunta destacó también el Festival de la Luz, que demuestra que un pequeño ayuntamiento como Boimorto puede ser el centro de la música y de la cultura en Galicia durante una fin de semana; y la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer en Ourense, «un ejemplo de que las necesidades sociales no entienden de territorios, sino de personas, y a todas hay que apoyar y atender adecuadamente».

«Y Cooperativas lácteas unidas CLUN fue también un paso adelante. Lo fue por el mero hecho de unir miles de socios en lugar de dividirlos y por la dignificación de la mujer en el ámbito rural, para que deje de estar doblemente discriminada por ser mujer y sello en el rural», dijo, incidiendo en que los ocho premios Agader de este año muestran que es posible modernizar con proyectos innovadores el medio rural, generando empleo y riqueza.

Publicidad