Compartir
HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA AMPLIARLA

La provincia de Lugo cuenta actualmente con 30.630 hectáreas de montes gestionados por la Xunta certificados bajo el sistema PEFC (Programa para el reconocimiento de la Certificación Forestal), lo que supone aproximadamente el 45% de la superficie certificada bajo esta norma en Galicia gestionada por la Consellería do Medio Rural.

El delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, explicó que esta extensión está repartida entre 139 montes, la mayoría de ellos pertenecientes a comunidades de montes vecinales en man común que son gestionados por Medio Rural en virtud de convenios o consorcios firmados con los propietarios.

La certificación bajo una norma como la PEFC es un instrumento que tiene como objetivo promover una gestión forestal sostenible, acomodada para el medio ambiente y viable desde el punto de vista social y económico.

El delegado territorial destacó que este sistema es una herramienta «para promover la gestión responsable de las masas forestales y mejorar la competitividad, ya que valoriza los recursos al dotarlos de garantías medioambientales».

Los montes certificados pertenecen a 36 ayuntamientos lugueses: Abadín, Baleira, Baralla, Begonte, Bóveda, Castro de Rei, Castroverde, Cervantes, Cospeito, Chantada, Folgoso do Courel, A Fonsagrada, Friol, Xermade, Guitiriz, O Incio, Xove, Lugo, Monforte de Lemos, Monterroso, Navia de Suarna, Negueira de Muñiz, As Nogais, Pantón, O Páramo, A Pastoriza, Pol, A Pobra do Brollón, Portomarín, Quiroga, Ribas de Sil, Sober, Trabada, O Vicedo, Vilalba y Viveiro.

Publicidad