Lugo celebró el 18 aniversario de la declaración como Patrimonio Mundial de la Muralla

82
0
Compartir

Algunos de los especialistas que mejor conocen la Muralla de Lugo, responsables de numerosos proyectos de investigación y conservación del monumento, protagonizaron los actos organizados por la Xunta de Galicia en conmemoración del decimoctavo aniversario de la declaración de este bien como Patrimonio Mundial.

El salón de actos de la Delegación territorial de la Xunta en Lugo acogió una mesa redonda, bajo el título ‘un relato de la historia y de la naturaleza’, en la que participaron José Ignacio López de Rego Uriarte, arquitecto y director de las intervenciones de conservación y restauración en la Muralla; Celso Rodríguez Cao, arqueólogo director de las intervenciones arqueológicas; Elvira Díaz Vizcaino, profesora de Botánica de la Universidad de Santiago de Compostela en el Campus de Lugo y una de las responsables de los ensayos con bioherbicidas, Antonio Callejo, jefe de la sección de biodiversidad y, como moderador, Rubén Álvarez del servicio de arqueología de la Consellería de Cultura

Un monumento abierto a la ciudad y al mundo

El delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, encargado de dar la bienvenida a los asistentes, rememoró aquel 2 de diciembre del año 2000, cuando el Comité de la UNESCO incorporaba al monumento más representativo de la Ciudad a la Lista de Patrimonio Mundial y señaló que, con cada aniversario, se confirma el orgullo que para todos los lucenses representa poder contar con un elemento con este valor excepcional.

«Pero la Muralla es también un espacio público, de la que los ciudadanos disfrutan a menudo». Esta es una característica fundamental a tener en cuenta en relación con otros monumentos o espacios que tienen la misma declaración por parte de la Unesco. «La Muralla es de acceso libre y gratuito, un monumento vivo e integrado en la ciudad, que numerosos lucenses utilizan cada día, y tenemos que aprender a hacer compatible su uso público con la debida protección patrimonial» -dijo Balseiro.

El delegado insistió en el carácter monumental de la ciudad de Lugo con tres bienes catalogados como patrimonio mundial (la Muralla, la Catedral y el Camino Primitivo) que convierten a la ciudad en un entorno privilegiado para los amantes de la cultura y la historia. «Hace tiempo que la muralla sirvió para cerrar la ciudad, pero ahora es un punto de encuentro con el resto del mundo. Es el símbolo del pasado, pero también, el mejor legado para las generaciones presentes y futuras».

 

Exposición sobre los trabajos de conservación

Igualmente, el vestíbulo de la Delegación acogerá una exposición con paneles que describen de manera gráfica las actuaciones realizadas en los últimos años y las propuestas que se van a desarrollar en los próximos meses. Hace falta recordar que en los dos últimos años la Consellería de Cultura promovió obras de rehabilitación de este monumento que superaron el millón de euros, rehabilitación de los cubos LXXX, LXX, LXXI y XIX.

En este momento hay previstas la ejecución de nuevos trabajos de conservación por importe de 602.000 euros, en concreto, las obras de consolidación estructural del cubo VII y del lienzo interior de su entorno inmediato, y el contrato de conservación y mantenimiento para lo próximo año, por importe de 278.500 euros.

Publicidad