Compartir

La Consellería de Medio Rural aportó durante el pasado año 6.074.000 euros para impulsar la incorporación a la actividad agraria de 194 jóvenes en la provincia de Lugo. El delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, visitó hoy en Vilapedre (Friol) una explotación ganadera para mantener un encuentro con varios beneficiarios y valorar sobre el terreno esta y otras medidas del Gobierno gallego en relación con el rural.

En la visita, en la que también participó el alcalde, José Ángel Santos, el delegado subrayó que el 41 por ciento de los expedientes de incorporación tramitados en Galicia al amparo de esta orden de ayudas corresponden a la provincia de Lugo.

“É unha boa nova -afirmou- que a mocidade lucense vexa futuro no rural; está protagonizando un cambio cara a explotacións máis profesionais e dimensionadas, chamadas a ser un importante piar no progreso económico da provincia”.

En el ayuntamiento de Friol resultaron beneficiarias nueve personas, que recibieron una subvención global de 304.000 euros para facilitar sus inicios en la actividad. Pueden ser beneficiarios de estas ayudas las personas que en el momento de presentar la solicitud tengan cumplidos los dieciocho años y no tengan cumplidos los cuarenta y un años, y se establezcan en una explotación agraria por primera vez como titulares de esa explotación, de manera individual, como cotitulares o como socios.

«A Xunta, -destacó Balseiro-, quere favorecer o progreso das empresas agrarias», y para ello engloba en una misma orden de convocatoria tres líneas de actuación básicas: estas ayudas para la primera instalación, los planes de mejora las subvenciones para pequeñas explotaciones. «En conxunto -añadio el delegado- os tres programas sumaron no 2017 achegas por valor de máis de 25 millóns de euros aos agricultores e gandeiros lucenses».

Por lo que respecta al ayuntamiento de Friol, el presupuesto asciende a 1,3 millones de euros, ya que a los nueve beneficiarios del programa de primeras instalaciones hay que sumar 11 que recibieron ayudas de los planes de mejora (904.890 euros en total) y otros 11 que lo hicieron al amparo de la línea de pequeñas explotaciones (165.000 euros).

Balseiro apuntó que existen además otras iniciativas de fomento -a través de la propia Consellería de Medio Rural, el Igape y otros departamentos- «que poñen de relevo a forte aposta da Xunta polo rural, mobilizando unha variedade de recursos públicos para dinamizar a actividade no agro e con elo fixar poboación no medio»

Publicidad