PORTADA | PRIMERA PÁGINA | PROVINCIA | GALICIA | OPINIÓN | ARTÍCULO DE OPINIÓN |

Publicidad

'Millennial'

 

Autor: Jesús Manuel Cedeira Costales.

Psicologo, Experto en Políticas, Investigación e Intervención en Exclusión Social

Gijón, 17 de Marzo

''Millennial'. Seguramente a pocos les suene este término pero seguro que muchos de nosotros los somos o bien conocemos alguno. Quien no conoce algún chico o chica que anteponen la pasión por el trabajo a las horas o al salario, "viven la vida" por que aspira a vivir la vida porque no tienen ni puñetera idea de qué es la vida.

 

Se miran a sí mismos con pesimismo, la mayoría posee en su discurso la esperanza propia de la juventud por un futuro mejor. Al fin y al cabo, se trata de una generación que no está dispuesta a tirar a la basura años de educación y de sueños. Una generación entre dos mundos, viven atrapados entre lo viejo y lo nuevo.

Son una generación de más de ocho millones de personas que nacieron en la prosperidad, con un entorno político, económico y social infinitamente mejor que el de sus padres, pero que cuando llegaron a la mayoría de edad se dieron de bruces con una durísima crisis que truncó las expectativas de muchos de ellos.

 

Vive con la etiqueta de formar un ejército de gente perezosa, narcisista y consentida; son también críticos, exigentes, reformistas, poco materialistas, comprometidos, digitales y participativos. Pero piensan que la sociedad está en deuda con ellos.

 

Quieren un trabajo, pero tienen menos prisa por encontrarlo y ponen por delante la calidad y un horario que les permita conciliar lo laboral y lo personal y disfrutar de la vida, que un sueldo llamativo. Ganar dinero está en los escalones más bajos de sus aspiraciones. La familia, los amigos, la calidad del trabajo, los estudios o el sexo están por encima del dinero.

 

Además, no están obsesionados por poseer una casa o un coche; son más de la cultura de compartir. Salvo en lo que a aparatos digitales se refiere. Quieren el último teléfono móvil y el último ordenador portátil, porque son esencialmente digitales, multipantallas y adictos a las APPs y a las redes sociales.

 

No ven mucho la televisión, ni compran periódicos, pero se consideran bien informados a través de Internet. Exigen una vida más personalizada y defienden unos nuevos valores más acordes con la sociedad actual: transparencia, sostenibilidad, participación, colaboración y compromiso social. Aunque se sienten autosuficientes y autónomos y quieren ser protagonistas en su vida social y laboral. En cierto sentido, son narcisistas y consentidos.

 

Participar en asociaciones sociales y políticas o estar dispuestos a servir en el ejército son rasgos que ocupan las últimas posiciones, por el contrario, la tolerancia y la solidaridad son los valores que más definen la buena ciudadanía, tratar de entender a la gente con opiniones distintas, ayudar a la gente que vive peor que tú, no evadir impuestos, votar, mantenerse informado, obedecer siempre las leyes y normas y elegir artículos de consumo que no dañen al medio ambiente son los rasgos más importantes.

Rechazan ampliamente las conductas límite, pese a que exigen cambios profundos en una sociedad que ellos consideran injusta.

 

En su mayoría, están mejor formados que sus padres, tienen título universitario, pero los más jóvenes de ese estrato se han encontrado con que, como consecuencia de la crisis, el mercado laboral tan solo les ofrece trabajos por debajo de su titulación, con contratos temporales y sueldos exiguos.

 

Solamente 2/3 de los jóvenes asalariados en España tienen un contrato temporal. Eso ha llevado a muchos de ellos a buscarse la vida fuera del país o con el autoempleo o el emprendimiento. Y sienten que la sociedad no les da respuesta al esfuerzo realizado para formarse.

 

Consideran que España necesita reformas profundas y que la sociedad debe cambiar de forma radical, lo que significa un hartazgo hacia el modelo actual. Son una generación muy apetecida para las empresas y los bancos, los sitúan como centro de la actividad económica en un futuro muy próximo.

 

Son un grupo interconectado y muy familiarizado con la tecnología que interactúa en medios sociales, aunque son una generación búmeran que ha vuelto a casa a vivir con sus padres. Y no olvida su participación en los movimientos sociales y de indignados en todo el mundo.

 

Si eres de los jóvenes que nacieron entre 1982 y 2004 entonces eres de los llamados millennials.

Publicidad

INFORMACIÓN CORPORATIVA

Coloca el icono Touch de Diario de Lemos en el escritorio de tu ordenador, móvil o tablet

Ya puedes hacer un enlace directo a Diario de Lemos colocando el icono Touch en el escritorio de tu ordenador, móvil o tablet, siguiendo tres sencillos pasos. Pincha Aquí

Publicidad

Publicidad

PORTADA | PRIMERA PÁGINA | PROVINCIA | GALICIA | OPINIÓN | ARTÍCULO DE OPINIÓN |