Compartir
Foto de archivo, no se corresponde con el suceso | CEDIDA
Publicidad

Las tormentas y granizadas se dejaron notar esta tarde en los ayuntamientos de Ourense y Dozón (Pontevedra) sin que, afortunadamente, causaran daños personales. En Ourense, a las 16:50 horas, un particular informaba al 112 Galicia que los vehículos que circulaban por la A-52, a la altura de la segunda entrada a la ciudad, estaban parados debido a la fuerte granizada que estaba cayendo. Unos minutos más tarde, la Policía Local confirmaba que la circulación en la vía quedara restablecida.

También la AG-53, en el alto de San Martiño, en Dozón, pasados unos minutos de las 17:00 horas, varios particulares indicaban al 112 Galicia que la circulación estaba interrumpida a causa de una granizada, a la altura del punto kilométrico 58, dirección Santiago. Los particulares indicaban que los coches estaban parados bajo los puentes para protegerse del granizo.

Los relámpagos también se dejaron notar en la ciudad de Ourense. Pasados unos minutos de las 16:30 horas, un particular alertaba al 112  de un incendio en una casa debido a la caída de un rayo, en la Rúa Islas. Los Bomberos de la ciudad, tras extinguir el fuego, indicaron que ardió el tejado de la vivienda y que resultaran dañados los electrodomésticos.

Los Bomberos también se desplazaron -casi una hora más tarde- hasta cuartel de la Guardia Civil, en Montealegre. El CIAE recibía la llamada de los agentes que solicitaban la salida de los medios de extinción a causa de un generador ardiendo, a su parecer debido a la caída de un rayo. Desde el 112 Galicia además de avisar a los Bomberos, se pusieron los hechos en conocimiento de la Policía Local, de Protección Civil y del personal de la compañía eléctrica que abastece la zona.

Finalmente, no fue necesaria la intervención de los servicios de extinción, puesto que únicamente ardió un fusible de alta tensión de un transformador.  Personal de la empresa suministradora de la electricidad se encargó de su reparación.

Publicidad