Adegas O Castro prevé llegar a las 200 hectáreas de plantación de viñedos en Pantón

752
0
Compartir

El Ayuntamiento de Pantón se caracteriza por ser uno de los municipios de la Ribeira Sacra con más patrimonio arquitectónico en forma de templos religiosos y pazos y casas grandes. Uno de esos templos, el convento dominico de San Martiño de Pantón y el ser de este municipio, hizo que Lorenzo López, empresario de una cadena hotelera en Canarias con raíces en Pantón, apostase por invertir y emprender en el.

«A idea é dunha persoa nativa de aquí que emigrou de nova e quixo volver ás súas orixes. O obxectivo era rehabilitar o convento dominico e crear un proxecto vitícola sostible, moderno e mecanizado», afirma el responsable de Adegas O Castro.

«A iniciativa privada é moi importante para axudarnos a levantar o noso rural. Este proxecto xera empregos, movemento de xente, a hostalería e o sector servizos nótano. Sempre é unha honra que a xente volva á súa terra e queira investir nela. Confiamos e desexamos o mellor futuro para este proxecto e todas as iniciativas empresariais que temos en marcha en Pantón. O movemento xera movemento» señala el alcalde, José Luis Álvarez.

La empresa que nace con la denominación de Adegas O Castro adquirió el convento dominico del siglo XV y lo está rehabilitando para fines turístico enológicos, a su vez desde el 2019 estuvieron trabajando en la compra de parcelas, «falando cos vecinos e percurando facer fincas grandes porque estamos nunha zona de minifundio e tentamos agrupar e buscar mínimo fincas de 10 e 20 hectáreas».

En la actualidad, Adegas O Castro, tiene plantaciones en Espasantes y Atán, 120 hectáreas y la previsión es llegar a 200 hectáreas, «buscamos moitas variedades autóctonas da zona e centrámonos máis na Godello. Tamén puxemos Mencía, Loureira, Branco Lexítimo, montamos 10 hectáreas de Albariño nun parral. Buscamos facer mesturas destas variedades de uva para ter un viño con bo aroma, bo padal e que non teña moita graduación», recalca Lorenzo López.

Las cepas se plantan en suelo, en zonas altas, «prantamos onde ninguén pranta en terreos que non tiñan utilidade e así revalorizamos estas terras que non son pastos para os xabarís e contribuimos a que non haxa incendios», sostiene López.

Doce personas trabajan en plantilla durante todo el año y para las campañas como poda, plantación o vendimia, se contratan empresas auxiliares, llegando a equipos de hasta treinta personas durante dos o tres semanas que trabajan en unas viñas totalmente mecanizadas. «O ano pasado a vendima foi un ensaio, queríamos probar a uva e ver como estaba de zucre. Esta sería a primeira vendima, acabar de equipar a adega e este ano procesar aquí», apunta el empresario.

El principal destino de los vinos que aquí se elaboren será el autoconsumo en los hoteles de la cadena y podría entrar en la D.O. Ribeira Sacra una pequeña parte de las plantaciones en zona de producción de la D.O. Ribeira Sacra.

La bodega que prácticamente se puso en marcha durante la pandemia apura los pasos para tener todo preparado y que en este año ya se puedan abrir las puertas «O convento vai ser enoturismo, levamos moito tempo na parte turística e todo se prepara en parte por iso. Por aquí vai a pasar moita xente, na parte alta temos dous grandes salóns para eventos, reunión e degustacións».

Noticia de empresa: entrevista

Esta información, que bien podría tratarse de una noticia de empresa pura y dura disfrazada de entrevista, fue remitida a los medios de comunicación, no por el empresario, sino por el gabinete de prensa@concellodepanton.es. Lo pocas veces visto. Gratis total…..