Compartir

La directora xeral de Familia, Infancia y Dinamización Demográfica de la Xunta de Galicia, Amparo González, acompañada de la alcaldesa Dolores Castro, visitó esta mañana la casa nido de Folgoso do Courel, que abrió sus puertas el pasado mes de febrero y que presta servicio a ocho familias de este municipio lucense.

La provincia de Lugo cuenta en la actualidad con ocho casas nido en funcionamiento que facilitan la conciliación a las familias que residen en contornos rurales, puesto que son un servicio gratuito para la atención personalizada de menores de 0 a 3 años en el propio domicilio de una cuidadora o cuidador acreditado profesionalmente.

Durante la visita, Amparo González hizo hincapié en la buena acogida que están teniendo las casas nido, ya que además de atender a las necesidades de conciliación de los padres y madres que viven en concellos de menos de 5.000 habitantes impulsan el autoempleo y ayudan a la fijación de población en el territorio.

Ocho niños y niñas

En el caso concreto de Folgoso do Courel, hace falta señalar que en lo que llevamos de año han nacido en esta villa ocho niños y niñas. Además de las medidas de apoyo a la natalidad de la Xunta de Galicia, el propio concello también tiene establecidas ayudas al nacimiento de hijos o hijas.

Galicia dispone a día de hoy de 30 recursos de este tipo operativos y el objetivo de la Consellería de Política Social es seguir a impulsarlos. De hecho, los presupuestos autonómicos de 2018 contemplan una partida económica de 1,4 millones de euros para el mantenimiento de las casas nido que ya están en marcha y la financiación de nuevas equipaciones. La Xunta sufraga el coste de la reforma y adaptación de la vivienda que se destina la casa nido, así como la equipación, la dotación de material y la atención profesional prestada.

Las casas nido es una de las iniciativas que se incluyen en el Programa de Apoyo a la natalidad (PAN Galicia) que la Consellería de Política Social está desarrollando desde finales de 2015 con acciones como la Tarjeta Bienvenida, el Bono Concilia y el Bono Cuidado, la apertura de nuevas escuelas infantiles –con especial atención a los polígonos empresariales e industriales- y el incremento de las plazas sostenidas con fondos públicos, o la ampliación de las bonificaciones en las tasas en las escuelas infantiles del 25% para el segundo hijo o hija y del 50% para el tercero y sucesivos.