Compartir
José Manuel Balseiro, en una imagen de archivo.

El delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, recordó que el cuartel de San Fernando es un edificio de propiedad municipal cuyo mantenimiento corresponde a la administración local en la que, «por certo, o BNG ten responsabilidade de goberno». Balseiro sale así al paso de las declaraciones efectuadas por la portavoz del frente nacionalista, Ana Pontón, en las que responsabilizaba a la Xunta por la situación de abandono que, a su juicio, presenta este edificio catalogado como Bien de Interés Cultural.

El delegado recordó, en todo caso que, a pesar de ser un edificio de titularidad y responsabilidad local, el Gobierno gallego, a través de la Consellería de Cultura e Turismo colaboró con el Ayuntamiento de Lugo para su mejora y mantenimiento.

«Non en balde, en xaneiro de 2016 asinamos un convenio a través do que achegamos 90.000 euros, a mesma cantidade que o propio Concello, para a execución das obras de mantemento do cuartel, actuando corresponsablemente nun inmoble, cómpre lembralo, corresponde manter a outra administración».

Balseiro dijo también que el proyecto del museo de la romanización estuvo aparcado por diferentes gobiernos municipales y autonómicos, en los que también participó el propio BNG, y respeto de la posibilidad de recuperar esta iniciativa señaló que «non hai que obsesionarse, malia que tampouco se debe descartar».

Finalmente el delegado afirmó que el compromiso de la Xunta con Lugo y, particularmente, con la salvaguarda del patrimonio cultural de la ciudad «está sobradamente demostrado». Empezando por la gestión y mantenimiento de la propia Muralla, «da que a Administración autonómica si é titular», remató.