Compartir

La Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, viene de instalar dos nuevas marquesinas en el Ayuntamiento de Bóveda con el fin de mejorar la comodidad de los usuarios del transporte público. El delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, acompañado del alcalde de la localidad, José Manuel Arias, supervisaron la instalación de estos nuevos refugios.

Las marquesinas se sitúan en las cercanías de la Casa del Ayuntamiento (avenida Alfonso XIII) y en la salida del núcleo urbano en la intersección con la carretera autonómica LU-546, próxima a la iglesia de San Martiño.

Las dos infraestructuras permitirán que los vecinos de este entorno dispongan de unos puntos más cómodos y seguros para la espera de los servicios de autobús interurbano, uno de los objetivos del Plan de mejora de refugios de paradas de los servicios públicos de transporte que está impulsando la Xunta.

Estas marquesinas, con sello gallego tanto en el diseño como en la madera de pino empleada, están integradas en el paisaje, creando una imagen reconocible de estos refugios de Galicia. Ofrecen protección frente a las inclemencias meteorológicas y mejoran la comodidad durante la espera.

30 nuevas marquesinas en la provincia de Lugo

Esta iniciativa prevé la dotación de más de 150 nuevas marquesinas en la comunidad, de las que unas 30 se corresponden con la provincia de Lugo. Además de estas dos marquesinas que vienen de ponerse en servicio en el Ayuntamiento de Bóveda, también se colocaron ya otras dos en el Ayuntamiento de Lugo.

El Ejecutivo autonómico está impulsando el nuevo Plan de Transporte Público de Galicia para proporcionarles a los ciudadanos unos servicios de autobús que respondan a sus necesidades reales en materia de movilidad.

La Xunta, además de duplicar y optimizar las líneas y paradas de autobús, también trabaja en la mejora de las infraestructuras que albergan los servicios de transporte público, como es el caso de las estaciones de autobús.