El presidente de la Diputación, Darío Campos Conde, y la alcaldesa de Lourenzá, Rocío López García, participaron este sábado en la ‘XXVIII Edición da Festa da Faba de Lourenzá’, un producto de primera categoría y que cuenta con IXP, y con la que colabora el organismo provincial.

Campos Conde avanzó que el Gobierno de la Diputación contribuye a la promoción de la faba de Lourenzá en el marco de su Plan Estratégico de Turismo de la provincia, como un factor de singularidad turística, capaz de atraer visitantes y generar riqueza en la provincia.

El presidente remarcó la importancia de la celebración de este tipo de eventos en la comarca de A Mariña lucense, ya que contribuyen de manera decidida a incentivar a las localidades de la integran. Además subrayó que la faba de Lourenzá cuenta con el distintivo de IXP (Indicación Xeográfica Protexida), un indicativo que da cuenta de su calidad y de su prestigio.

Un producto de primera calidad con IXP

La faba de Lourenzá, cuenta con IXP (Indicación Xeográfica Protexida), está considerada entre las de mayor calidad de todas cuantas se producen en la Península Ibérica. Esta legumbre cuenta con una peculiaridad que es la de absorber el sabor como ninguna, además, una vez cocinada, queda cremosa y suave cómo pocas. Son de gran tamaño, entre 19 y 26 mm., y con un peso entre 0,8 gr. y 1,2 gr. por unidad.

La semiente, de este producto de primera calidad, se realiza entre los meses de mayo y junio, con semilla certificada y la recolección se realiza desde finales de agosto a finales de noviembre, aunque se pueden encontrar en los mercados durante todo el año.

Publicidad