El conselleiro de Economía, Empleo e Industria, Francisco Conde, mantuvo hoy una reunión con el presidente de la Federación Galega de Comercio, José María Seijas, para conocer de primera mano las propuestas de este colectivo y para presentarle las ayudas e iniciativas de la Xunta para 2018 dirigidas al fomento de la actividad comercial.

Conde destacó el impulso del Gobierno gallego la este sector, que apoyará en 2018, entre otras actuaciones, con una línea de ayudas dotada con cerca de 4,5 millones de euros para la modernización e impulso del pequeño comercio y de los talleres artesanales gallegos a través de tres iniciativas que abarcan desde proyectos de expansión comercial y nuevas fórmulas de comercialización; digitalización y modernización de empresas comerciales y artesanales; hasta programas de la competitividad de la artesanía gallega.

El objetivo de estas convocatorias, que, segundo apuntó Conde, se publicarán en el Diario Oficial de Galicia (DOG) en las próximas semanas, es ofrecer un valor añadido al comercio gallego, vinculando su crecimiento, expansión y modernización a los nuevos canales de comercialización, utilizando la innovación, el social commerce, y la mejora de la imagen, como factores para hacer más competitivo el tejido comercial de Galicia.

De este modo, se impulsa entre el comercio y los talleres artesanos gallegos su presencia en la red, la incorporación de herramientas TIC de gestión y la mejora de la logística con la implantación del packaging adecuado.

La Xunta, de este modo, apoyará con más de 3,1 millones de euros a digitalización y modernización de empresas comerciales y, como novedad de este año, también artesanales para la implantación de soluciones digitales que permitan a los beneficiarios adaptarse a las nuevas fórmulas de comercialización y a las tendencias del mercado, así como proyectos de modernización integral de un local.

La inversión subvencionable, según el tipo de ayuda solicitada, podrá ir de los 1000 a los 5000 euros en el caso de digitalización y entre los 15.000 y los 30.000 en el caso de actuaciones de modernización. El porcentaje de ayuda será en todos los casos del 50%. La Xunta incrementa el presupuesto destinado para esta convocatoria en cerca de un 59% con respeto al año pasado, cuando se dedicaron dos millones de euros.

En cuanto a la línea dedicada a la expansión comercial y nuevas fórmulas de comercialización, el titular de Economía expuso que contará con un presupuesto de un millón de euros y se podrán beneficiar pymes y, en el caso del desarrollo de un proyecto pop up, también comerciantes online y, como novedad, fabricantes.

Se pretende impulsar la apertura de nuevos establecimientos comerciales por titulares de otro comercio con un mínimo de dos años de antigüedad, así como proyectos pop up por un plazo máximo de dos meses en un ayuntamiento distinto donde se venga ejerciendo la actividad.

En el primer caso la inversión subvencionable máxima va de los 3000 a los 60.000 euros y en el caso de las iniciativas pop up va hasta los 8000 euros. En todos los casos se cubre el 50%.

Publicidad