Consejos para detectar y vencer a los bots del póker

1116
0
Compartir

Los bots se han apoderado de gran parte de la red, por lo que era de esperar que también apareciesen los dedicados al póker. Los jugadores de cartas en formato físico es posible que no los conozcan, pero aquellos que juegan a la modalidad online habrán oído hablar de ellos o incluso se los habrá topado. Estas inteligencias artificiales fingen ser un jugador tras la pantalla y ganan partidas utilizando complejos mecanismos. De este modo, las personas reales que juegan de forma legal pierden un dinero que termina en el bolsillo de redes de hackers.

Si bien los portales de póker online más respetados están tratando el asunto, la inteligencia de los bots se incrementa cada día y en consecuencia son más capaces de burlar la seguridad informática de las plataformas. Así pues, para poder evitar que un bot se lleve el bote, es importante saber detectarlos y actuar. Con los conocimientos adecuados, se puede aprovechar la ocasión y cambiar las tornas.

Cómo detectar el bot a través de sus interacciones

En ocasiones, es complicado saber si nos estamos enfrentando a una persona real o a un bot. Aunque sus jugadas sean sospechosamente impecables, existe la posibilidad de que el usuario sea realmente muy bueno. Por ello, a simple vista puede ser engañoso, pero hay detalles clave que nos ayudarán. El primero de ellos es que los bots nunca “duermen”. Es decir, si localizas a un jugador que está online a todas horas, entonces es un bot. Otro indicio claro es ver a este supuesto usuario en varias mesas a la vez sin mostrar signos de cansancio ni errores.

Los chats disponibles en las mesas de póker también pueden ser un indicador. La mayoría de los usuarios los usan para bromear o comentar cómo se están desarrollando las partidas, por lo que suelen ser muy activos. Para muchos, hablar con el resto de los jugadores es parte de la magia del póker, así que no les cuesta dar su opinión abiertamente y mencionar lo que dicen los demás. En cambio, un bot nunca realizará esta tarea con naturalidad. Algunos están programados para responder frases cortas con más o menos sentido, pero no serán capaces de entender frases complejas o captar bromas e ironías.

Los algoritmos de los bots

Una persona, a lo largo de una partida, irá analizando la situación y responderá en función de cómo vaya evolucionando el juego. Es decir, tendrá en cuenta toda la partida. Un bot actuará siguiendo un patrón programado, por lo que solo prestará atención a la situación presente en cada turno. Esto significa que un bot será mucho más eficaz que un humano a la hora de predecir jugadas repetitivas o por descarte, pero nunca podrá hacerlo de forma intuitiva.

Por ello, la inteligencia artificial sabrá en todo momento qué cartas faltan por sacar y tendrá una serie de jugadas preparadas, pero si se le sorprende con tiradas inesperadas, probablemente no responderá con sentido. Ésta puede ser una buena técnica para detectar si nos enfrentamos a un humano o a un robot. Fíjate también en el tiempo que tarda en responder. Si después de una carta sorpresa contesta rápidamente, es un indicio de bot. Además, una persona mostrará altibajos en una partida larga, mientras que el programa informático nunca se cansará.

Aunque existen bots programados para fingir un tiempo de reflexión variado, los más simples responden cada X segundos. Si siempre mantiene este algoritmo, podrás evidenciar que no es una persona, pues sería muy complejo para un humano seguir el patrón. No obstante, hay jugadores que más o menos calculan un tiempo aproximado para responder y suelen seguirlo. Para no confundirles con programas, lo mejor es cronometrar el tiempo de respuesta del otro usuario de tres a cuatro veces una vez que existan sospechas.

Cómo vencer a una máquina

A pesar de que los bots pueden ser identificados y tienen ciertas debilidades, vencerlos puede resultar una tarea compleja. Sin embargo, esto no significa que sea imposible. Lo primero que se debe hacer es calcular cuál es su patrón a la hora de apostar. Una vez que lo hayas identificado, tendrás posibilidades de vencerle cuando haga las apuestas más bajas. De igual manera, mantén tus apuestas bajas o al mínimo durante toda la partida. De esta forma, incluso si pierdes, no tendrás que lamentarte demasiado.

El bot, a pesar de ser una inteligencia artificial, ejerce una función para una persona real, así que su programador se esforzará para que su creación sea lo más eficaz posible. Al igual que los informáticos mejoran día a día las medidas de seguridad de los casinos online, los hackers también estudian nuevos métodos para que sus bots sean más eficientes y obtengan más beneficios. Este fenómeno hace que cada vez sea más difícil darse cuenta de la identidad real de un bot, pero teniendo en cuenta todos los consejos mencionados, no debería ser complicado.

Algunos de los mencionados robots pueden ser incluso más difíciles de identificar, dado que existen jugadores reales que solo dejan operativos a sus bots cuando ellos tienen que descansar. Esto significa que la mitad del tiempo habrá una persona real detrás del usuario, por lo que podría liarnos a la hora de confirmar su identidad. Aun así, nadie puede estar jugando a todas horas, por lo que es seguro que un jugador con este perfil estaría haciendo algún tipo de trampa.

En el suponer que hayas localizado un bot y éste te haya vencido, no hay que desesperarse. Si has podido corroborar que el jugador era un robot mediante las técnicas mencionadas, el casino en cuestión te ayudará en el caso. Por lo general, una vez que la compañía confirme la información, el usuario detrás del bot deberá devolver el dinero obtenido y será expulsado de la comunidad. Gracias a ello, recuperarás tus pérdidas y la empresa tendrá los datos de un jugador fraudulento más.