Los trabajos de acondicionamiento y reapertura de la Ponte Ribeira, en el ayuntamiento de Sarria, comenzarán en el mes de septiembre y estarán finalizados previsiblemente a finales de año. El presupuesto total de estas obras, que el Ayuntamiento prevé licitar en este mismo mes de agosto, es de 450.000 euros, de los que la Diputación acercará 150.000 y el Ayuntamiento la cantidad restante, procedente de fondos propios.

Así lo avanzó el Viceportavoz del Gobierno, Pablo Rivera Capón, quien subrayó que «aprobamos en junta de Gobierno un nuevo convenio para financiar, junto con el ayuntamiento de Sarria, las actuaciones que se llevarán a cabo en este puente, consistentes en el retranqueo de un pilar y la reposición del tablero, y con las que damos respuesta a una vieja demanda de los vecinos y de la propia alcaldesa».

Rivera Capón subrayó que «tuvimos que redactar un nuevo convenio, pues la demora en la concesión de los permisos hizo que el anterior acuerdo quedase obsoleto, impidiendo que los trabajos se ejecutases en los plazos previstos. De este modo, queda evidenciado que las sucesivas trabas e impedimentos interpuestos por la anterior dirección de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, fueron causantes de que las obras se dilatases en el tiempo, hasta el punto de llevar 4 años cerrado este viaducto. Una situación de especial gravedad, pues se trata de una vía de comunicación fundamental tanto para los vecin@s de la villa, que se ven obligados a dar un gran rodeo para cruzar a la otra margen del río; como para los más de 200.000 peregrinos que pasan anualmente por Sarria, y que ven interferida su ruta, pues por esta puente pasa el Camino Francés».

El Ejecutivo provincial ya le trasladó este acuerdo tomado por la junta de Gobierno a la alcaldesa de Sarria, Pilar López Yáñez, quien valoró «muy positivamente» la aportación de la Diputación. «Llevamos años buscando financiación para acometer las obras, solicitamos ayudas a la Xunta de Galicia y al Xacobeo, pero nunca nos fueron concedidas, por lo que contamos con el único apoyo del Gobierno de la Diputación»

El Partido Popular votó en el Pleno provincial en contra de dotar presupuestariamente las obras de Ponte Ribeira, ya en abril de 2016. Luego, los diputados populares rechazaron la propuesta del Gobierno para arreglar dicha ponte, para mejoras en la residencia y para la instalación eléctrica de la piscina municipal, propuesta que pretendía dar respuesta a las peticiones de la alcaldesa de Sarria Pilar López.

Confederación Hidrográfica

«Por otra parte, la anterior dirección de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, responsable de esta infraestructura, paralizó sistemáticamente las obras, tardando más de dos años en enviar su resolución favorable para la realización de los trabajos. Con el cambio en el Gobierno central y en la presidencia de la CHMS, se agilizaron los permisos, y recibimos el visto bueno para acondicionar el Ponte Ribeira a principios del pasado mes de julio», añadió la alcaldesa

Pilar López Yáñez, recordó a demás, que «hace tres años, durante la presidencia de Francisco Marín en la CHMS, llegamos a un acuerdo por el que se comprometía a acercar una parte importante, alrededor del 60%, del importe de la obra cuando se aprobara y licitara el proyecto, pero nunca llegó a cumplir. Ahora, con la nueva dirección intentaremos buscar su ayuda. De hecho, en las próximas semanas mantendré una reunión con el nuevo presidente, José Antonio Quiroga, para abordar este tema. Por el momento, el Ayuntamiento asumirá los 300.000 euros restantes del proyecto, pues no podemos dilatar más las obras en el tiempo, ya que hay que efectuarlas antes del estiaje del río. De hecho, en los pliegos del proyecto se va a primar el tiempo de ejecución de la obra».

Publicidad