Compartir

La diputada de Promoción Económica y Social, Sonsoles López Izquierdo, informó este jueves que el ayuntamiento de Chantada incrementa las prestaciones municipales a los vecinos del municipio a través de la contratación de 5 lucenses en paro y que ahora están trabajando en dicha localidad a través del DepuEmprego. Lo hizo con una aportación de la Diputación de 70.000 euros que permitieron la contratación de este personal. Se trata de la programación provincial que el Gobierno de la Diputación dotó con 3,5 millones de euros con los que se financian costes laborales de nuevos empleados en los municipios lugueses de menos de 20.000 habitantes.

López Izquierdo, explicó que «dende o Goberno da Deputación decidimos pór en marcha esta programación pois somos conscientes das limitacións que teñen os municipios para contratar a máis persoal, co que mellorar o catalogo de servizos que os Concellos ofrecen aos veciños».

En este sentido, la diputada recordó que en el 2007 la tasa de reposición era del 100% mientras que en los últimos años, salvo excepciones de grupos especiales, la reposición fue el 0%. «É dicir, por cada 10 traballadores públicos que se marcharon, só entrou 1 a traballar na administración, ocasionando unha merma na calidade dos servizos que se ofrece aos veciños», apuntó.

5 trabajadores de Chantada

El Gobierno de la Diputación, dentro de su apuesta por la generación de empleo en la provincia de Lugo, financió la contratación de 5 empleados en el ayuntamiento de Chantada, a través del programa DepuEmprego. Son; Antonio, José, Iván, José Luis y Julio los vecinos que ahora están trabajando en el municipio, reforzando las prestaciones que se ofrecen a la ciudadanía.

Antonio, un hombre de 38 años que lleva desde los 19 en el mundo laboral, disfruta del programa DepuEmprego por primera vez como conductor de tractor- desbrozadora. «Se trata de un puesto en el que puedo poner al servicio del Ayuntamiento mis conocimientos en trabajos de apoyo a la silvicultura, sector en el que tengo experiencia en el manejo de maquinaria agrícola, tratamiento de montes forestales, plantaciones».

Iván, de 31 años, desarrolla por segundo año su actividad como peón de arroyo asfáltico en el ayuntamiento de Chantada, hasta donde se desplaza desde Monforte, donde reside. «El puesto encaja perfectamente en mi perfil profesional, ya que adquirí mi experiencia trabajando tanto en el sector privado como en el público».

José, un hombre de 53 años, palista y chófer de profesión, cuenta con una experiencia de 21 años que le permitió ser seleccionado para el puesto de palista, dentro del programa DepuEmprego.

José Luis, de 50 años, comenzó a trabajar cómo conductor de camión con gravilla, empleo que consiguió después de concurrir a los procesos de selección del DepuEmprego. Es el segundo año que José Luis opta a un puesto con este programa, en el anterior ejerció como conductor de pisón. «Es un puesto que encaja a la perfección con mi experiencia laboral, ya que anteriormente trabaje como conductor de camiones y también como soldador».

Por último, Julio, un hombre de 46 años, trabajó muchos años como conductor de camiones y también para la administración local. Camionero de profesión, desarrolla por segundo año el puesto de conductor de camión-cuba, dentro del programa DepuEmprego.