El Gobierno local del Ayuntamiento de Sober informa de la puesta en marcha de las obras de acondicionamiento de caminos correspondientes al Plan Marco de Caminos Rurales de las anualidades 2017-2018.

Las obras cuentan con un presupuesto de 87.000 euros por cada anualidad, de los cuales la Consellería de Medio Rural aportación 70.000 y el Ayuntamiento a cuantía restante.

Con cargo la este proyecto se harán obras de accesos a Sistín do Mato desde Canaval; los accesos a Casar de Cima desde el Cruceiro de Lobios; el final de los accesos a Mourentán desde O Cadaval -en Doade- y los accesos a O Taro y Suairexa de Figueiroá desde Santa Marta.

Desde el Ayuntamiento avanzan que en los próximos días saldrá la licitación el Plan Marco de 2018, que acercará a Sober un importe de 87.000 euros, que se van a destinar a los accesos a Francos y Sansillao en Proendos; la carretera desde Villoriz a O Taro de Bolmente hasta Camilo y Arxemil; la carretera desde Naz por Fondo de Vila a Lama dos Campos en Rosende y los accesos desde Outeiro (Proendos) a la carretera Sober-Doade.

Está previsto también ejecutar la mejora con aglomerado de la carretera que une Vilanova en Gundivós con Neiras, cuyo presupuesto asciende a 60.000 euros. La obra será financiada por la Consellería do Medio Rural.

50.000 euros de fondos municipales

Por su parte el Ayuntamiento de Sober ha previsto ejecutar con fondos propios actuaciones por más de 50.000 euros que incluyen, entre otras, las mejoras de los accesos en A Pena de Gundivós, la carretera de Cantón a la Iglesia de Amandi, los accesos A Lampaza en Doade, Camporrairo en Canaval, Sanmil en Brosmos, A Boca en San Martiño de Anllo y el camino de Moreda a Pena de Miro en Vilaescura. También se harán los accesos a Hortás, en Anllo Santo Estevo; Sanxis en Brosmos; y As Moreiras en Amandi.

Mejora de calles en la capitalidad

Al mismo tiempo salieron a licitación las obras para el arreglo de dos calles de circunvalación de la capitalidad municipal que, según apunta el alcalde, Luis Fernández Guitián, se consideran muy necesarias por su función de circunvalación.

Se trata de la Travesía de Belán, que comunica la carretera de Sober a Canaval con la carretera de Sober a Lama dos Campos; y la Rúa do Colexio, que comunica la carretera de Gundivós con la Rúa da Mina.

En ambos casos, las calles serán mejoradas con aglomerado y se procederá a la señalización vertical y horizontal. Estas obras cuentan con un presupuesto de 75.000 euros y son financiadas por la Axencia Galega de Infraestructuras de la Xunta de Galicia.

El presupuesto para acometer la totalidad de estos trabajos supera los 360.000 euros

Publicidad