El Ayuntamiento de Monforte informa que, durante esta pasada madrugada, los operarios de la empresa Aqualia instalaron de manera satisfactoria una válvula que va a permitir evitar cortar los depósitos de San Vicente cada vez que se registre una avería en la tubería general que abastece al depósito de Piñeira, al polígono industrial y que da servicio a la calle Reboredo después de la vía del ferrocarril.

Esta actuación se realizó coincidiendo con el desarrollo de las obras de urbanización en la calle del Conde, y va a permitir una mejora muy significativa de la red general. Los trabajos comenzaron a la medianoche y finalizaron sobre las 6 de la mañana.

La válvula de control lo que va a hacer es adaptarse a las necesidades de caudal de la tubería pero sin dañarla, es decir, modulará la presión en función de las necesidades de la tubería de forma automática. También va a permitir controlar los consumos nocturnos y ver si hay alguna pérdida.

Los trabajos incluyeron, además de la instalación de esta válvula de control, la colocación de un estabilizador de caudal y de un contador. Se trata de unos mecanismos que pretenden alargar la vida útil de la tubería existente, así como controlar la tubería de abastecimiento general y del depósito de Piñeira.

La obra que se realizó durante la madrugada tiene una gran importancia, puesto que va a evitar, o por lo menos, disminuir, posibles roturas que pudieran producirse en la red de abastecimiento por los cambios de presión.

Por otra parte, «hai que destacar que as tubaxes actuais estanse substituíndo en moitas das rúas de Monforte, aproveitando precisamente as diferentes obras postas en marcha polo goberno municipal», señalan desde el ayuntamiento monfortino

Publicidad