Compartir

El BNG de Sarria viene de registrar una moción en contra del cierre de la taquilla en la estación de tren de la villa. La formación nacionalista denuncia que la decisión de Renfe supone mermar aun más la calidad del servicio ya que los usuarios no cuentan con un espacio físico al que dirigirse para comprar sus billetes o formular cualquier queja o solicitud de información.

El concejal nacionalista Efrén Castro criticó una decisión que «prexudica a moblidade da veciñanza en transporte público e tamén o sector turístico» ya que, subrayó, «a vila é unha das principais referencias do inicio do Camiño de Santiago e moitos peregrinos chegan ata aquí en tren». Castro incidió en que se «trata dunha decisión inxustificada xa que a estación incrementou os usuarios nun 40 por cento no periodo entre 2016-2018».

La propuesta inscrita ayer jueves para su debate en el próximo pleno municipal expresa el rechazo del vecindario de Sarria al cierre de la taquilla e insta al gobierno central a mejorar el servicio ferroviario, reiterando demandas como la electrificación de la vía hasta A Coruña –y no solo hasta Lugo como está previsto- y ampliación de frecuencias y horarios para comunicar Sarria con A Coruña. Además, la moción insta a la Xunta de Galicia a reclamar y asumir las competencias en materia ferroviaria.

El BNG subrayó que «a liña A Coruña-Lugo-Monforte segue sendo una das liñas máis abandonadas de todo o Estado e responsabiliza da situación tanto aos executivos do Partido Popular como do PSOE en Madrid» y recordó «que hai apenas seis anos o Ministerio de Fomento autorizou á Renfe a suprimir servizos e proceder ao peche de estacións no noso país».