El BNG llevará al Parlamento la planta que Sogama pretende instalar en Aldurfe, Riotorto

255
0
Compartir

El BNG llevará al Parlamento la «improvisación e abuso» de la Xunta en la gestión de la ubicación de las plantas de Sogama, que tiene su último episodio en el proyecto de instalación de una planta de transferencia de residuos en Aldurfe, en Riotorto. Así lo anunciaron tras una reunión con el vecindario de la parroquia en la que participaron Olalla Rodil y Dani Castro, diputados parlamentarios, y Luis Fernández, concejal de la formación nacionalista en Riotorto.

Rodil y Castro señalaron que «a Xunta e o Concello non poden mentir á veciñanza decindo que a actividade destas plantas é inocua. Menos aínda cando, coma neste caso, se pretenden construír en núcleos rurais dedicados á actividade agrogandeira, apropiándos adeamis na práctica das vías de acceso»

«A improvisación, a salta de mata, que está impoñendo a Xunta e Sogama, aquí agravada pola colaboración escurantista do Concello, ten como consecuencia este tipo de abuso», señalaron durante el encuentro, al lado de los terrenos en los que se proyecta la planta, en el Franco, a escasos metros de las casas y de terrenos y fincas ganaderas de la parroquia.

Los perjuicios para la actividad ganadera y la afectación medioambiental son los principales motivos de la oposición del vecindario a la construcción de la planta, en fase de licitación, después de que el Ayuntamiento de Riotorto cediera los terrenos para su instalación.

Las iniciativas en el Parlamento se suman a las del grupo municipal que, en el próximo pleno municipal, exigirá la paralización de la construcción de la planta, revocando la cesión de uso de los terrenos que aprobaron sin tener en cuenta el interés del vecindario ni las consecuencias ambientales que la nave tendrá en el entorno, donde también se sitúa un punto de captación de agua de Roldín que abastece las parroquias de Riotorto y Espasande de Abaixo.

Desde el BNG señalan que, aunque inicialmente recibiría basura de los ayuntamientos más próximos –A Pastoriza, A Pontenova, Meira, Pol y Ribeira de Piquín-, a la vista de las dimensiones del proyecto, la planta está llamada a ser una macroempacadora a donde llegaría la basura de media provincia de Lugo –Abadín, Baleira, Castro de Rei, Castroverde, Cospeito, Trabada y Vilalba– por lo que el tránsito de camiones mismo superaría la cifra de 10 camiones diarios de los que hablaron la Xunta de Galicia y el Ayuntamiento.