El BNG pregunta en el Parlamento por la situación del alumnado del CEIP Frei Luis de Granada, en Sarria

127
0
Compartir

La diputada Olalla Rodil formuló una pregunta en el Pleno del Parlamento gallego sobre el estado del CEIP Frei Luis de Granada, la relocalización del alumnado en la Escola Fogar y las medidas que debe adoptar la Xunta de Galicia al respeto. «Desde o Grupo Parlamentar do Bloque Nacionalista Galego vemos con enorme preocupación a situación en que se atopa o colexio Frei Luís de Granada de Sarria e a decisión adoptada pola Xunta de Galiza a respecto da relocalización do alumnado mentres non se realizan as obras de mellora deste centro, dividindo o estudantado entre o Xograr e a Escola Fogar», señaló.

El edificio del Frei Luis fue inaugurado en 1974. En la actualidad presenta importantes deficiencias en su estructura lo que provocó la aparición de nuevas grietas y el agravamiento de otras que ya existían. Esta situación no es nueva pues en 2011 fue preciso intervenir sobre la infraestructura en unas obras que duraron 10 meses y que obligaron a desplazar el alumnado la otro centro. Estas obras de 2011 supuestamente habían corregido los problemas estructurales del edificio, pero lo cierto es que no a la vista de los acontecimientos.

La Consellaría de Educación decidió instalar a comienzos de enero de 2020 puntales en el patio así como en corredores y alguna de las aulas para paliar las deformaciones ante las denuncias de la dirección y el profesorado del centro que advertían del empeoramiento del edificio. Después de varias movilizaciones y denuncias públicas por parte de las madres y padres, la Xunta de Galicia optó, como medida temporal, por trasladar el alumnado a la Escola Fogar, un espacio que está lejos de ser el adecuado para acoger un centro educativo.

«Como é sabido, en marzo de 2020 declárase unha emerxencia sanitaria por mor da covid-19 e o curso 2019/2020 remata coa poboación en proceso de desconfinamento. Porén, a Xunta de Galiza ás portas do curso 2020/2021 decide que, entretanto non se efectúan obras de mellora no Frei Luís, o alumnado continuará a estudar dividido en grupos entre o Xograr e a Escola Fogar».

«Desde o Bloque Nacionalista Galego cremos, como tamén as familias, que a Escola Fogar non posúe as condicións requiridas para ser centro educativo, menos aínda se temos en conta a situación sanitaria que existe na actualidade, e que as obras previstas pola Consellaría de Educación non servirán para resolver os problemas estruturais do CEIP Frei Luís de Granada senón que o que precisa Sarria é un novo centro de ensino adaptado ao século XXI», advirtió la diputada Olalla Rodil.