Compartir

«Resulta totalmente anacrónico que existan negocios que non tributen, que fan competencia desleal a outros similares que están obrigados a pagar impostos e esto é debido a un concordato asinado no ano 1979 entre o Estado Español e o Estado Vaticano» dijo Maite Ferreiro, -en la imagen-

La candidata del BNG anunció que su partido llevará al congreso, a partir de 28 de abril, iniciativas para que se eliminen las discriminaciones y los favoritismos por razón de ideología religiosa. Ferreiro recordó que «recentemente o Papa recoñeceu nunha televisión española que a Igrexa debía pagar os seus impostos».

Maite Ferreiro señaló que «para o BNG resulta especialmente sangrante o caso do negocio de aparcadoiro que a igrexa está a explotar na cidade de Lugo e que non está a tributar igual que o fan o resto de empresas implantadas no concello». En el caso del aparcamiento del seminario de Lugo la iglesia católica se acoge a esta ley de mecenazgo para evitar pagarle al ayuntamiento de Lugo el IBI por el negocio del aparcamiento. «Unha cousa son os lugares de cultura, que tamen son patrimonio, e outra os negocios» dijo Maite Ferreiro.

Para el BNG resulta especialmente grave que la iglesia se ampare en la ley de mecenazgo para evitar el pago de impuestos por los negocios empresariales que posee y que están en competencia directa con otras iniciativas empresariales que tienen el deber de tributar.

En el caso del resto de los inmuebles es un acuerdo establecido entre el estado español y el estado vaticano, en el año 1979, lo que exime de pago a los edificios dedicados al culto, residencia del clero, seminarios, etc…«Esta é unha decisión que se toma dende as cortes do estado e por iso o BNG e Galiza teñen que ter voz en Madrid» dijo Maite Ferreiro.