El BNG reclama al Gobierno que garantice la conexión telefónica e Internet en las zonas rurales de Lugo

Además traslada la inquietud de los vicinos de Folgoso do Courel tras el anuncio de Movistar de que cesará su conexión telefónica en la zona

343
0
Compartir

El diputado nacionalista en el Congreso de los Diputados Néstor Rego trasladó en el Congreso la preocupación del vecindario de Folgoso do Courel ante la grave situación que la desconexión causará en el municipio tras el anuncio de que la compañía telefónica Movistar dejará de prestar el servicio a través de la red de cobre en la zona.

La organización nacionalista reclama la intervención del ejecutivo estatal para exigir la cobertura con un servicio alternativo y solucionar los problemas en materia de telecomunicaciones existentes, aplicando las mismas tarifas ofertadas hasta el momento.

El pasado mes de noviembre, tan sólo un día antes de la fecha anunciada inicialmente por la compañía telefónica Movistar para ejecutar el corte de las conexiones de telefonía fija e Internet por red de cobre en Folgoso do Courel, rectificaba su decisión. Esta decisión se produjo por el rechazo social y la repercusión mediática que tuvo. La empresa, en ese momento, se comprometía a realizar la desconexión física en 2022 garantizando que antes todas las personas usuarias tendrían una alternativa de servicio.

Dos meses después, la compañía envía una carta a los vecinos y vecinas informando que en seis meses dejarán de prestar el servicio, sin embargo las alternativas prometidas aun no están ejecutadas. «É certo que a moitas persoas usuarias da zona instalóuselles servizo de fibra óptica, mais existen moitos outros que non poden ter acceso á mesma, polo que terán que dispoñer dunha tecnoloxía alternativa», denuncia el diputado del BNG.

A esto se le suma que, debido a la orografía de la zona, la principal opción, la conexión por ondas radioeléctricas, no funciona en muchos lugares del ayuntamiento. Por lo tanto, la alternativa no servirá para solucionar los problemas en materia de telecomunicaciones existentes, pues en muchos núcleos no existe tampoco cobertura de telefonía móvil, ni de radio o televisión adecuadas.

Por eso, la organización nacionalista traslada la preocupación del vecindario en forma de preguntas al Gobierno. La decisión de la compañía, según explica Rego, deja a «moitas veciñas e veciños nun illamento tecnolóxico posto que o corte afectará a moitas liñas de teléfono da zona».

En ese sentido, el diputado del BNG reclama al Gobierno de Pedro Sánchez que intervenga en esta situación y lleve a cabo todas las medidas necesarias que permitan garantizar un servicio básico de comunicación alternativo que sustituya el actual para todo el vecindario que no puede ni podrá acceder al ofertado por la compañía.

Asimismo, explica el BNG, el Gobierno debe defender los derechos de las personas consumidoras y usuarias «e que as tarifas sexan, cando menos, iguais ás anteriormente ofertadas». Es decir, garantizar el mantenimiento de las tarifas porque, de no hacerlo, resultaría «abusiva a imposición dun novo prezo máis caro por un servizo deficiente».