El conselleiro de Economía, Emprego e Industria, el monfortino Francisco Conde, avanzó ayer en San Cibrao das Viñas, durante la visita que realizó al taller de empleo Terra de mosteiros 2017, que Galicia contará, en 2018-2019, con un total de 105 talleres de empleo, para impulsar la empleabilidad de 2.000 personas en la Comunidad. En concreto, el Gobierno gallego destina un 25% más que en el período anterior. Por una parte, son 23 talleres para menores de 30 años a los que se destinan 3,4 millones de euros y un total de 23,26 millones de euros para la celebración de los talleres duales en los que participarán más de 1.600 alumnos de los 206 ayuntamientos beneficiarios. De ellos, el 34,5% son emprendedores, porcentaje que se sitúa cerca del 60% si nos referimos a la provincia de Ourense.

La principal novedad de esta nueva modalidad es que los participantes podrán combinar un contrato de formación y aprendizaje durante nueve meses, con un contrato en prácticas de al menos tres meses más en una empresa emplazada en el mismo ámbito territorial y con una actividad vinculada a las materias del taller: «Se trata de combinar formación y aprendizaje con la oportunidad de una experiencia laboral», resumió Conde. El objetivo es seguir mejorando el empleo en los ayuntamientos gallegos, especialmente los del rural, adaptando la oferta formativa a sus demandas y necesidades de contratación.

Los talleres duales forman parte del compromiso de la Xunta con la formación, ya que, según el conselleiro, esta es la llave que puede abrir las puertas a un futuro de oportunidades laborales. Así, el Gobierno gallego invierte este año 135 millones de euros en medidas centradas en la orientación y en la calificación para favorecer el acceso de los galleg@s al mercado laboral, con cursos que se adapten a los nuevos perfiles profesionales y a las demandas y necesidades real del tejido empresarial.

Un ejemplo de esta apuesta fue el taller que este lunes visitó y que contó con un total de 20 alumnos que recibieron formación específica de albañilería o jardinería y un contrato laboral para realizar actuaciones en ocho localidades diferentes de la Mancomunidad de ayuntamientos de Ourense con una inversión global de cerca de 280.000 euros. En el caso concreto de San Cibrao das Viñas, los trabajos consistieron en la rehabilitación del parque de Pazos de San Clodio, el mantenimiento del área recreativa de A Boutureira y la rehabilitación de una senda verde. «Con estos talleres cumplimos un doble objetivo: obtener una mayor empleabilidad de nuestros desempleados y facilitar la recuperación del patrimonio cultural y paisajístico», explicó.

Conde destacó la importancia de la colaboración institucional para contar con una Comunidad más competitiva y con más capacidad para crear riqueza e insistió en que el mejor ejemplo son los Ayuntamientos emprendedores. Una iniciativa paralela a la Ley de implantación empresarial en la que la administración autonómica y local colaboran para facilitar la tramitación administrativa, el acceso al suelo y para ofrecer una mejor fiscalidad: «Estamos convencidos de que la colaboración es el camino para una mayor formación, mejorar la inserción laboral y conseguir la implantación de industria y la captación de inversiones», señaló.

Los ayuntamientos adheridos obtienen prioridad en las ayudas de la Xunta destinadas a fomentar el empleo de calidad y a apoyar el emprendimiento innovador, como el caso de los talleres de empleo. En este sentido, Conde explicó que Ourense es el modelo a seguir ya que suma el 50% -44- de los Ayuntamientos Emprendedores de Galicia.

Publicidad