Compartir

Un incendio forestal declarado a primera hora de la tarde -13:22 horas-en los alrededores del lugar de Cinsa, en la parroquia de Baamorto, y que afectó a varias zonas de las parroquias de Tor, SeoaneA Vide y Moreda (Chao de Vilar, A Recacha y A Lagoa) en el Ayuntamiento de Monforte y que llegó hasta bien pasadas las parroquias de MañenteToldaos, en Pantón, a esta hora -09:32 viernes 6- se encuentra extabilizado

El incendio ha obligado a cortar el tráfico en el corredor de Chantada, la antigua carretera de Escairón y la vieja N-120 que conduce a Pantón. En la parroquia de A Vide se procedió a desalojar a los vecinos ante la proximidad de las llamas, al igual que los residentes en las casas más próximas al incendio en la parroquia de Mañente, en Pantón.

Según las primeras estimaciones de la Consellería do Medio Rural, el fuego registrado ha quemado por ahora 350 hectáreas de terreno.  Esta medición es provisional hasta que se parametrice la superficie final afectada. En las tareas de extinción participaron 2 técnicos, 5 agentes forestales, 22 brigadas, 12 motobombas, 2 palas excavadoras, 13 helicópteros y 4 hidroaviones. A esta hora los medios aéreos se han retirado pero el incendio sigue activo aunque remitió el viento. Varios retenes terrestres permanecen vigilantes sobre el terreno.

La lengua de fuego del incendio ha provocado una gran humareda la cual se podía avistar desde distintos puntos de Monforte, Sober y Pantón.

Aportación del Gobierno central

Según la nota de prensa remitida por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, a este diario digital, el Ministerio aportó –además de los aportados por la Xunta de Galicia- 14 medios aéreos y tres brigadas de especialistas en la extinción del incendio de Monforte y Pantón

En la lucha contra este incendio participaron cuatro aviones anfibios Canadair, de 5.500 litros de capacidad de descarga, procedentes de las bases de Labacolla (A Coruña), Matacán (Salamanca) y Torrejón (Madrid).

También se encontraron en esta zona dos aviones anfibios, de 3.100 litros, de la base de Rosinos, en Zamora, y un helicóptero tipo Kamov, de 4.500 litros de capacidad, cuya base se encuentra en Ibias (Asturias).

Desde el terreno combatieron este incendio tres brigadas de refuerzo en incendio forestales (BRIF), con sus correspondientes helicópteros de transporte y extinción. Estos equipos proceden de las bases de Tineo (Asturias), Laza (Ourense) Tabuyo del Monte (León). Completó este dispositivo un avión de coordinación (ACO), de la base de León, y una unidad móvil de análisis y planificación, procedente de Ourense.