El pastoreo y una alimentación a base de hierba contribuyen a mejorar la leche

182
0
Compartir

El Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo (CIAM), dependiente de la Consellería de Medio Rural a través de la Axencia Galega da Calidade Alimentaria (Agacal), constató que el pastoreo y una alimentación a base de hierba contribuyen a mejorar la composición de la leche de vacuno y a incrementar sus beneficios para la salud. Son las conclusiones de una investigación llevada a cabo en colaboración con el Laboratorio Interprofesional Galego de Análisis da Leite (Ligal) entre los años 2016 y 2018, cuyo contenido se recoge en una tesis de doctorado presentada recientemente en la Escuela Politécnica de la Universidad de Santiago de Compostela (USC).

Así, en el marco de una serie de proyectos financiados por la Xunta y el Instituto Nacional de Investigación Agraria, se confirmó, primeramente, la existencia de dos modelos de producción de leche de vacuno en Galicia. Por una parte, un sistema minoritario basado en pequeñas granjas en extensivo, con vacas menos productivas y más longevas que consumen pastos frescos y ensilados. Por otra, un modelo mayoritario en la comunidad más intensivo, fundamentado en cultivos forrajeros y en vacas de alta producción menos longevas.

Tras analizar la leche de cada uno de los dos modelos, los estudios destacan la extraordinaria calidad del producto en ambos casos, aunque su composición varía según la alimentación que reciben las vacas en lactancia. De este modo, los análisis demuestran que la leche producida en granjas que realizan pastoreo presenta mayor concentración de ácidos grasos poliinsaturados y antioxidantes liposolubles bioactivos, beneficiosos para la salud humana. En el caso de las explotaciones que mantienen los animales estabulados, los compuestos bioactivos de la leche se incrementan aún más cuando la alimentación de los animales combina hierba y maíz, en lugar de apostar masivamente por el maíz.

Los resultados experimentales, realizados en las instalaciones del propio CIAM, permitieron corroborar las observaciones obtenidas en el estudio realizado en las granjas. Así, se constató una clara mejora de la composición del perfil de ácidos grasos y de antioxidantes liposolubles de la leche cuando se apuesta por el pastoreo y, en menor medida, cuando se incluye la hierba ensilada en la alimentación de las vacas estabuladas. Del mismo modo, se confirmó que un alto nivel de almidón en la dieta contribuye a incrementar la productividad animal, mientras que una mayor proporción de pastos incide en la mejora de la calidad de la grasa de la leche.

Como conclusión, la investigación arroja que combinar el pastoreo y la alimentación a base de hierba con una adecuada suplementación energética de la dieta permite compatibilizar un alto rendimiento lechero con una alta calidad de la grasa de la leche, rica en ácidos grasos y antioxidantes saludables.

Sector estratégico

Hace falta destacar que la producción de leche de vaca es una actividad estratégica en Galicia, no solo por su importancia a nivel económico sino por su contribución a la vertebración del territorio y a la fijación de población en el rural.

La creciente demanda de productos saludables y respetuosos con el medio ambiente, así como comprometidos con el bienestar animal, abre la posibilidad de ocupar un nicho de mercado con cada vez más salida. Un modelo de producción de leche más extensivo, donde los pasteros proporcionan una parte relevante de la alimentación durante todo el año, que contribuye no solo a la calidad del producto, sino también al mantenimiento del paisaje y a la primordial anticipación a los incendios, gracias al papel que ejerce el pastoreo de desbroce natural.