Compartir

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, presentó en la mañana de ayer martes, el Plan Ribeira Sacra. Plan de gestión del paisaje cultural 2020-2023, una herramienta que tal y como explicó es imprescindible para esta zona y supone un paso relevante en el camino hacia su inclusión en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco. «Como saben, levamos moito tempo traballando nesta candidatura», dijo, asegurando que ya se declaró a la Ribeira Sacra Bien de Interés Cultural en la categoría de paisaje cultural y ya se consiguió que su candidatura sea la que presentará España en el año 2021. Momento en el que aprovechó también para agradecer a las entidades locales su compromiso decidido en el impulso de una candidatura que es «capaz de ilusionar a toda Galicia».

Con respecto al plan que ayer martes se dio a conocer, precisó que es un instrumento de planificación que se articulará en 7 programas y que contiene 35 acciones que se desarrollarán en un área de unos 3.000 km2 en la que viven más de 60.000 habitantes. Con mejoras en ámbitos como: el patrimonio y paisaje cultural; la ordenación del territorio; la conservación de los valores naturales y medio ambiente; el desarrollo económico sostenible, la gestión del turismo; la educación, formación e investigación o la comunicación y participación.

El Plan Ribeira Sacra compromete más de 34 millones de euros, dijo, una inversión que involucra a 5 consellerías y del que se beneficiarán 25 ayuntamientos con el objetivo de que la candidatura llegue en las mejores condiciones posibles.

Además, destacó que dicho plan define una estrategia común para la correcta conservación y protección de una zona de especial interés, la Ribeira Sacra, cuya importancia reside en su excepcional Románico, en su patrimonio antropológico, en su impresionante geografía física, en las muestras de vida ermítica de occidente que allí se encuentran o en las muestras de ingeniería asociadas al cultivo de las vides.

Hace falta resaltar que esta planificación se añade a otras iniciativas como el Plan de acción estratégico para la Ribeira Sacra, que fue al Consello da Xunta en septiembre, en el que se inscribe la candidatura técnica de la Reserva de la Biosfera de la Ribeira Sacra y Serras de O Oribio y Courel que avanza en paralelo a la de Patrimonio Mundial. «Sería un gran fito para Galicia que a Ribeira Sacra obtivese eses 2 recoñecementos», abundó.

GALERÍA DE FOTOS: Haz clic sobre las imágenes para ampliarlas

Plan especial de Infraestructuras y dotaciones del consorcio local de Os Peares

Por otra parte, el titular del Gobierno gallego también fue partícipe de la firma de la Orden de aprobación definitiva del Plan especial de Infraestructuras y dotaciones del consorcio local de Os Peares, un instrumento de vanguardia en la ordenación del territorio que, por primera vez, abarca 2 provincias y 4 ayuntamientos, haciendo de la complejidad una oportunidad. Tuvo lugar, aseguró, solo unos días después de la aprobación en el Consello da Xunta del Proyecto de Ley de ordenación del territorio.

Las actuaciones previstas en este plan, explicó, dejan planificados cerca de 15 millones de euros de inversión que se irán ejecutando con el objetivo de realizar distintas acciones como: la urbanización del borde fluvial del río Búbal, la pavimentación de accesos a la estación ferroviaria o la ampliación del paseo del río Miño, que ya está en marcha. Y también actuará como guía para la mejora de las condiciones estéticas.

En definitiva, sentenció, para lograr poner en valor nuestro territorio son imprescindibles herramientas como el Plan Ribeira Sacra y el Plan especial de Infraestructuras y dotaciones del consorcio local de Os Peares.

PDF: Descarga el Plan Ribeira Sacra, pinchando aquí