En el próximo pleno municipal de Chantada se debatirá una moción del grupo municipal socialista que trata la problemática derivada del Impuesto de la Plusvalía. Este impuesto, implantado en Chantada por el gobierno popular de Manuel Varela en el 2004, graba el incremento de valor de los bienes urbanos, tanto inmuebles como solares, calculándose como un porcentaje del valor catastral. A consecuencia de la crisis inmobiliaria pasada, se están dando casos en toda España de compraventas a pérdidas de este tipo de propiedades pero que siguen pagando un impuesto que precisamente se refiere a una plusvalía. A consecuencia de varios procesos judiciales abiertos, se determinó la nulidad de varios apartados de las normas que rigen este impuesto, pero esta adaptación no se ha realizado en las Ordenanzas municipales de la villa del Asma.

Además, a consecuencia de un PGOM antiguo y fuera de la realidad –destaca el PSdeG chantadino –amplias extensiones de terrenos no se desarrollaron pero sí están sufriendo una calificación urbana con unos valores catastrales muy altos.

Los socialistas advierten de las consecuencias que esta normativa desactualizada puede suponer para el ayuntamiento, «incluso aumentando o xa abultado número de litixios xudiciais que arrastra o consistorio chantadino», señalan los socialistas.

Por eso, en la moción que se tratará previsiblemente en la sesión del mes de noviembre proponen la adopción de dos acuerdos. El primero de ellos para que el Ayuntamiento realice la modificación de la Ordenanza del Impuesto de la Plusvalía con la mayor urgencia. Y el segundo para impulsar los trabajos de redacción de un nuevo PGOM coherente, sostenible y adaptado a la realidad de Chantada.

Publicidad