La Consellería de Infraestructuras e Vivenda realizará en enero el sorteo para fijar las listas de adjudicatarios de las viviendas de promoción pública en la provincia de Lugo. Es este momento hay 67 viviendas vacantes en 16 ayuntamientos; 44 de ellas corresponden al régimen general, disponibles en venta o alquiler, y 23 al régimen especial por estar emplazadas en cascos históricos, por lo que sólo están disponibles mediante alquiler.

El delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, ofreció hoy estos datos en rueda de prensa e hizo hincapié en la necesidad de que todas las personas interesadas se inscriban a la mayor brevedad en el Registro Único de Demandantes de Vivienda Protegida que gestiona el Instituto Galego da Vivenda e Solo (IGVS), ya que en la segunda quincena del mes de enero se celebrarán los sorteos de los que saldrán los listados de adjudicatarios de los distintos municipios.

Balseiro incidió en que en este momento hay ayuntamientos que ya agotaron los listados y no quedan personas interesadas para hacer llamamientos pese a tener viviendas vacías: Esta es la situación en Becerreá -donde hay viviendas a estrenar-, Chantada, Vilalba y Viveiro -con pisos en pleno casco histórico-.

El Registro Único de Demandantes es la base sobre la que cada principio de año se elaboran los listados que sirven para ir adjudicando las viviendas que quedan vacantes. La vigencia de la inscripción es de tres años.

Las 44 viviendas vacantes en el régimen general tienen una superficie media de 75,48 metros cuadrados; el precio medio de venta de una vivienda tipo oscila entre los 33.445 euros de mínimo y los 39.019 euros de máximo, y el precio de alquiler entre los 69,68 euros y 97,55 euros cada mes.

Están situadas en los ayuntamientos de Barreiros, Becerreá, Burela, Cervo, Cospeito, Lugo, Mondoñedo, Monforte de Lemos, O Valadouro, Sarria y Viveiro.

Por otra parte, hay 23 viviendas disponibles en los cascos históricos de Lugo, Chantada, Lourenzá, Monforte, Ribadeo, Vilalba y Viveiro, con una superficie media de 61,90 metros cuadrados. El precio medio de alquiler oscila entre los 64,53 euros y 90,35 euros mensuales.

Las personas interesadas en acceder la estas viviendas deben residir o trabajar en Galicia y no ser propietarios de otra vivienda, salvo que sea inadecuada o insuficiente para sus necesidades. También deben acreditar unos ingresos familiares determinados, segundo opten a una vivienda por el régimen especial (máximo 5,5 veces el IPREM) o general (máximo 2,5 veces el IPREM).

Balseiro animó a las personas interesadas a dirigirse al IGVS para resolver las dudas que puedan tener, y recordó que la solicitud de inscripción puede realizarse presencialmente o a través de la sede electrónica de la Xunta.

Cada interesado puede señalar un máximo de tres ayuntamientos en la solicitud: uno cómo preferente y dos más como subsidiarios, que deben de ser limítrofes con el indicado como preferente o estar en la misma área de influencia.

Publicidad