En Marea denuncia las obras del colegio de Cervo y preguntará por su situación en el Parlamento

La comunidad escolar denuncia goteras, filtraciones en las ventanas mal instaladas, averías en la calefacción y la lenta continuación de unas obras que tenían que estar finalizadas en septiembre.

67
0
Compartir

A pesar de que en el pasado mes de septiembre la Consellería de Educación aseguró que las obras del colegio de Cervo estaban finalizadas y las instalaciones listas para su uso educativo, a día de hoy el centro, sus alumnos y el profesorado padecen una situación inaceptable para lo normal desarrollo de la actividad educativa. En Marea ya denunció esta situación a comienzo del curso escolar y volverá a preguntar por las obras de Cervo en el Parlamento de Galicia.

Desde la comunidad educativa denuncian -según en Marea- una situación que afecta seriamente a la vida educativa, con frío en las aulas, goteras, filtraciones, y obras que entorpecen las clases. En algunas aulas se filtra agua, a través de las ventanas recién instaladas, pero no finalizadas, de tal manera que se forman bolsas de agua en el suelo y por causa de estas filtraciones se mojaron trabajos de los alumnos y material escolar.

En Marea insiste, que los padres también señalan que hay goteras en otros locales como vestuarios y aseos, y filtraciones de agua en paredes pintadas hace aproximadamente dos meses. Además de los problemas derivados de las obras, el centro padece otras deficiencias: la cocina sigue sin extractor, a pesar de la promesa de Educación de haberlo arreglado hay más de un mes.

GALERÍA DE FOTOS: Haz clic sobre las imágenes para ampliarlas

El retraso de las obras también afecta a la vida escolar: el ruido de taladros y maquinaria dentro del colegio en las horas lectivas resulta muy molesto y acaba por ser un gran problema para los alumnos. A pesar de esta situación, las obras avanzan muy lentamente y durante las últimas semanas apenas se vio personal trabajando en la reforma del colegio, añade En Marea.