Compartir

En Marea respalda las peticiones de la plantilla de Alcoa sobre la necesidad de abaratar el coste de la energía para que el funcionamiento de la factoría sea viable. El portavoz de En Marea participó en la concentración de los trabajadores en Lugo y reclamó que se cumplan sus peticiones y que el gobierno cambie la manera en que se calcula el precio de la energía eléctrica de manera que se abarate para la industria electrointensiva y, al tiempo, para las familias.

Luis Villares señaló en la concentración de la plantilla de Alcoa delante de la Subdelegación del Gobierno en Lugo que lo que reclama En Marea son tres hechos. El primero de ellos es que «se garantice la contunidade de los puestos de trabajo en la factoría» como corresponde a la importancia de esta industria para A Mariña, para Lugo y para Galicia. La segunda reclamación que se hace desde En Marea es «adoptar un sistema de cálculo del precio de la electricidad similar al que tiene Francia». Según los datos que maneja el comité de empresa de Alcoa, la misma factoría de Galicia instalada en Francia con el mismo nivel de producción ahorraría cada año 105 millones de euros en factura eléctrica.

Para conseguir esta rebaja, la propuesta de En Marea es que en el cálculo del precio que se hace en el pool de la electricidad se retire la energía procedente de las hidroeléctricas y de las nucleares, «con instlacións que ya está amortizadas por las empresas y que no deben encarecer los precios actuales». De este modo, el precio general de la energía se abarataría y permitiría un margen de maniobra más amplia las electrointensivas como es el caso de Alcoa.

Este sistema de cálculo permitiría al mismo tiempo abaratar el coste del recibo eléctrico para los hogares, otra de las reclamaciones quien lleva realizando En Marea desde el inicio de este conflicto.