La Consellería de Infraestructuras e Vivenda finalizó las obras de mejora del firme de la carretera LU-612 a su paso por los ayuntamientos de Portomarín y Guntín, en las que invirtieron más de 831.000 euros.

El delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, comprobó ayer martes el resultado de la actuación y explicó que, entre otros trabajos, se renovó la capa de rodaje con mezcla asfáltica en caliente nos cerca de diez kilómetros que separan la travesía de Lousada (Guntín) y el puente del río Ferreira en Portomarín.

Según indicó Balseiro, también se rehabilitó el firme en las zonas deterioradas, se renovó la señalización y se acometieron otras actuaciones de seguridad viaria. Precisamente, indicó, sólo resta ultimar la señalización horizontal con la instalación de resaltes termoplásticos en ambos arcenes, que ayudan a evitar salidas de vía dado que son más visibles y emiten ruido cuando las pisa un vehículo.

El delegado afirmó que el Gobierno gallego continúa a trabajar en el objetivo prioritario de conservar la red de carreteras autonómica en óptimas condiciones y con el fin de incrementar la seguridad viaria y proporcionar a los usuarios unas vías cómodas que mejoren sus desplazamientos.

La Consellería de Infraestructuras está realizando importantes esfuerzos en materia de conservación de carreteras, dirigidas también a potenciar el desarrollo económico y social de los municipios gallegos.

Publicidad