Compartir

Este miércoles, el alcalde de Monforte, José Tomé Roca, acompañado de la teniente-alcalde, Gloria Prada, y el concejal de Servizos, José Luis Losada, -ningún concejal de la oposición municipal presente en el acto- inauguró las nuevas instalaciones que el Ayuntamiento de Monforte acondicionó para la Unidad Asistencial de Drogodependencias (UAD) del Ayuntamiento de Monforte, que se ubican en el que era el denominado ‘Cuarto de Agentes del ADIF’, en la plaza de la Estación, número 17 de la ciudad del Cabe.

Las nuevas instalaciones del Centro de Drogodependencias de Monforte, en palabras del alcalde, «permitirán ofrecer un mellor servizo ós usuarios e permitirán que o persoal do Centro, formado por 7 persoas, poida traballar con máis comodidade e en mellores condicións». El cambio desde la anterior ubicación del Centro, el edificio de Sanidad, fue realizada durante la semana pasada y desde el lunes el Centro opera ya en las nuevas instalaciones.

Este traslado del Centro de Drogodependencias permite que quede libre el edificio de Sanidad, ubicado en la avenida de Galicia, por lo que en los próximos días el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento iniciará los trámites con la Dirección General de la Policía del Ministerio del Interior para acometer el acondicionamiento de dicho edificio, con el objetivo de que acoja la nueva Comisaría de la Policía Nacional en Monforte.

Las nuevas dependencias para la UAD

José Tomé explicó, durante la visita, que «aínda que o edificio dispón de varios andares, só se procedeu ó acondicionamento da planta baixa, posto que ten espazo suficiente para desenvolver as actividades do Centro de Drogodependencias». En este sentido, la planta baja del edificio cuenta con una superficie total construida de 306 metros cuadrados, la cuál es suficiente para desarrollar las necesidades espaciales del nuevo Centro de Drogodependencias, que se estimaron en 265,70 metros cuadrados.

El primer paso dado para la remodelación de las instalación del nuevo Centro fue el vaciado de la planta baja que se encontraba en mal estado, debido a la situación de abandono en la que estuvo durante los últimos años. Tras el vaciado y limpieza de la planta, se eliminaron los tabiques existentes y se procedió a diseñar una nueva distribución del espacio para dar respuesta a las necesidades planteadas por los trabajadores y la dirección del Centro cuando se llevó a cabo el diseño del proyecto.

El Centro fue dotado de unas nuevas instalaciones eléctricas y de saneamiento y abastecimiento de agua. También fue sustituida toda la carpintería de aluminio que existía, siendo colocada una nueva carpintería tanto en la puerta de acceso como en las ventanas que dan a ambas las calles, tanto a la plaza de la Estación como a la calle Calvo Sotelo. El nuevo espacio dispone, tras la reforma llevada a cabo, de 14 salas y despachos. En concreto, el Centro cuenta con las siguientes instalaciones:

Una sala de espera; Dos baños, uno de ellos adaptado específicamente a las necesidades de los usuarios del Centro; Una sala de terapias; Un laboratorio; Un taller; Un almacén y siete despachos

El coste de la obra supera los 90.000 euros, IVA incluido, y fue financiada con cargo al Plan Único de la Diputación Provincial de Lugo y con fondos propios del Ayuntamiento de Monforte.

Finalmente, el mandatario local hizo hincapié en que «o traslado do Instituto Municipal de Drogodependencias ó barrio da Estación vai beneficiar tamén ós establecementos comerciais desta zona da cidade e contribuír á dinamización da mesma».