Inician los trabajos de demolición del interior del antiguo Hospital General de Lugo

    268
    0
    Compartir

    La Xunta de Galicia dio comienzo a los trabajos de desmontaje interior y vaciado del antiguo Hospital General de Lugo, cumpliendo así el compromiso de iniciar las obras este mismo año, segundo subrayó el delegado territorial, José Manuel Balseiro. Durante una visita a las instalaciones, el delegado explicó que en este momento hay 10 personas trabajando en la planta semisótano, desmontando las estructuras acorde a lo descrito en el proyecto de derribo. En enero está prevista la incorporación de alrededor de 15 trabajadores, y se irán sumando más medios humanos a la medida que permitan los avances en los trabajos de demolición y gestión.

    Balseiro recordó que estamos ante «unha obra complexa, que supón a desaparición progresiva de 20.133 metros cadrados de superficie construída»; comenzó con la retirada manual de los elementos aprovechables o de más fácil manejo, continúa ahora con la eliminación de estructuras interiores, y finalizará con la demolición, de arriba hacia abajo, de la planta bajo cubierta, seis plantas de hospitalización, la planta de acceso, un sótano y el semisótano

    Las obras, que ejecuta la empresa pública Tragsa, cuentan con un presupuesto de 3,2 millones de euros y con un plazo de ejecución de siete meses. La fecha de hoy ya se realizaron todas las labores previas como la anulación de las acometidas primarias y secundarias de servicios -luz y agua-, el vallado y señalización de la obra y la limpieza, retirada de mobiliario y de los equipos existentes.

    Se contempla la segregación de todos los materiales susceptibles de ser reciclados o aprovechados, que se remiten a un gestor autorizado. Hasta ahora los principales residuos soy material de construcción, madera y materiales de aislamiento; se enviaron ya 63 metros cúbicos de residuos, y hay otros acopios listos para su envío.

    Se aplicarán los protocolos específicos en aquellos materiales que tienen fibrocemento, con el empleo de robots de demolición teledirigidos en estos espacios más sensibles en los que, para mayor seguridad de los usuarios, se procederá al aislamiento de la zona de trabajo y construcción de burbujas de contención.

    Desde el punto de vista técnico, los trabajos se realizan por el procedimiento denominado ‘demolición mecánica selectiva al 100% por disgregación’. Por lo tanto, queda descartada cualquier operación de voladura controlada, debido a la cercanía con otros edificios de viviendas y para evitar riesgos por movimientos vibratorios.

    Balseiro explicó que el Gobierno gallego acomete esta obra con la mayor agilidad y reafirmando su compromiso de dotar a la ciudad de Lugo, y en concreto al barrio de la Residencia, de nuevos servicios públicos.

    Nuevas dotaciones

    La demolición de las instalaciones del antiguo Hospital General permitirá liberar los espacios en los que la Xunta ha previsto desarrollar una residencia para mayores, con 120 plazas públicas, y reserva también una dotación para la futura comisaría.

    «Deste xeito -afirmó el delegado- estamos allanando o camiño para a construción destas novas dotacións, incluíndo a comisaría que depende do Goberno do Estado, fronte aos que só queren discutir cada paso que se da e sementar dúbidas inxustificadas».

    La nueva Residencia para personas mayores se sitúa hacia el noreste del Materno, (precisamente en la zona ocupada por el hospital que se derriba) dejando entre ambos edificios un amplio espacio por donde se expone la nueva conexión peatonal entre las zonas de la ciudad antes aisladas. Esta conexión peatonal se produce a través de cuestas de suave pendiente, ajardinadas a ambos lados.

    El proyecto del Nuevo barrio de la Residencia también contempla la construcción del Centro Integral de Salud de Lugo (en las instalaciones del antiguo Materno-Infantil) y en el que la Xunta prevé invertir 9 millones de euros; la nueva oficina central de empleo y formación, la aceleradora aeronáutica vinculada a Rozas y los servicios de climatización central común de biomasa.