La Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio acaba de iniciar los trabajos de restauración en las zonas del Parque Natural de O Invernadeiro, en Ourense,  afectadas por los incendios provocados por rayos registrados en el pasado mes de agosto.

Estas labores de restauración comenzaron con la inspecciones sobre el terreno para obtener las primeras aproximaciones de la situación en el monte. Los trabajos tiene por objetivo evitar que las previsibles lluvias de finales del verano provoquen pérdidas de suelo por escorrentías en unos montes con pendientes acusadas.

Los trabajos comenzaron con la siega y empacado del heno que crece en los prados del mismo parque natural, con el que se asegura que no se introducen semillas de especies ajenas a los ecosistemas del parque. A continuación, las esparcen a lo largo de la ladera afectada.

Al mismo tiempo, con los restos de los pinos, uces y quiruelas quemadas, se realizan fajas de un par de metros de longitud y unos 50 cm de alto, colocadas entre las fajas de paja, con lo que se consigue una barrera eficaz contra las perdidas del suelo.

Publicidad