Compartir

La subdelegada del Gobierno, Isabel Rodríguez, agradeció hoy el trabajo que desarrolla en la provincia la Guardia Civil, que festejó su patrona la Virgen del Pilar con un acto castrense celebrado en el patio de la Comandancia de la capital provincial que presidió, junto con el coronel jefe Miguel Ángel González Arias y al que asistieron representantes del Ayuntamiento de Lugo, la Diputación provincial y la Xunta de Galicia, así como del Poder Judicial y de otras fuerzas y cuerpos de seguridad, entre otras autoridades.

La subdelegada del Gobierno tuvo un recuerdo para los guardias civiles destinados en el resto de la provincia, que hoy también celebran la fiesta de su patrona. «Para todos os membros do Corpo, os que estades aquí e os despregados por todo o territorio provincial, vaia hoxe a miña felicitación e os mellores desexos neste día do Pilar».

Isabel Rodríguez destacó que la respuesta a esta convocatoria «significa a demostración pública do respaldo e cariño que o pobo de Lugo lle tributa á Garda Civil. Devolvémoslle así o noso recoñecemento polo sacrificio e dedicación que os membros da Benemérita levan demostrado durante os 175 anos da súa historia».

«Cando estamos a punto de cumprir o 175 aniversario da chegada a Lugo dos primeiros gardas civís, hai que recoñecer que poucas institucións en España foron quen de sobrevivir durante tantos anos da nosa Historia e facelo con tan boa saúde», señaló la subdelegada y añadió que «superados aqueles tempos de bandoleiros nos camiños, que foron o motivo polo que se creou a Garda Civil e o primeiro logro apuntado no haber deste Corpo, hai que recoñecer que tampouco hoxe lle falta traballo».

Consideró que aunque «a nosa é unha provincia segura e tranquila, grazas ao esforzo da Garda Civil, da Policía Nacional e do resto de corpos de seguridade, sempre hai retos que afrontar cando se trata de velar pola convivencia e o benestar das persoas. E nunca son abondo os recursos, persoais e materiais, para previr e perseguir delitos, ou para auxiliar a quen o precisa».

La subdelegada remarcó que «froito dese labor na prevención e persecución da criminalidade, a Garda Civil logrou este ano, entre os meses de xaneiro e agosto, o mérito de diminuír nun -34,29 % os roubos con forza en vivendas e nun -47,83 % os roubos con violencia ou intimidación».

Rodríguez detalló que «o traballo deste ano tamén permitiu desactivar 6 puntos de venda de droga en zonas de ocio. Realizáronse 2.387 servizos na loita contra incendios forestais na provincia, que se saldaron con 4 detidos e 10 investigados. Dentro do Plan de Seguridade Xacobea, a Garda Civil da provincia prestou 5.353 servizos e realizou 64 auxilios a peregrinos. Tamén se volcou a Benemérita na busca de persoas desaparecidas. De xaneiro a setembro deste ano realizáronse 58 dispositivos de busca de persoas perdidas, nas que participaron 169 patrullas».

En cuanto a la prevención, explicó que la Guardia Civil desarrolla un plan dirigido a los mayores y otro para los escolares en los que «desde o ano pasado, déronse na provincia 40 charlas a case 1.000 maiores lucenses e no anterior curso escolar houbo 231 charlas para escolares sobre temas como violencia de xénero ou os riscos das novas tecnoloxías, coa asistencia de máis de 9.300 alumnos».

La subdelegada también llamó la atención sobre algunas de las intervenciones más destacadas de la Guardia Civil de los últimos meses, entre las que destacó las siguientes:

En el mes de abril, detuvieron a 3 personas en Ribadeo relacionadas con una serie de robos en viviendas, dentro de la Operación Zona Cero, y a otras 2 personas por robos en establecimientos de venta de maquinaria agrícola, dentro de la Operación Zona Tronconus.

En junio, en la Operación Benimary detuvieron 2 personas por robos con fuerza y otras 8 –en distintas provincias- por estafa continuada, entre otros delitos. Durante el verano, en la Operación Elvectra, fueron detenidas 5 personas y se esclarecieron 4 robos con fuerza cometidos en Galicia y Castilla y León.

Y en este mismo mes de octubre, la Guardia Civil de Lugo llevó a cabo la Operación Kingarma en la que detuvo a 4 vecinos de Santiago y Teo, miembros de una banda que actuaba en la zona rural donde cometieron varios hurtos y estafas.

«Por estas e moitas outras actuacións que me resulta imposible detallar, por estar sempre ao carón dos cidadáns que precisan de vós, quérovos dar as grazas publicamente a todos os gardas civís da provincia de Lugo no nome do Goberno de España. Aos destinados na Comandancia de Lugo, nas distintas unidades e servizos especializados que ten a Garda Civil na nosa provincia, e aos que traballades nos 48 postos repartidos por toda a xeografía lucense, aquí e na Montaña, a Mariña, a comarca de Lemos, a Terra Chá, Sarria ou a Ulloa», finalizó la subdelegada.

Condecoraciones

En el acto castrense celebrado con motivo del Día del Pilar también fueron entregadas las distinciones que concedió este año la Guardia Civil a personas de la provincia. Así, fueron reconocidos con la Cruz del Mérito de la Guardia Civil a las siguientes personas:

Funcionaria jubilada del Cuerpo General Auxiliar de la Administración del Estado María Elisa Latorre Martínez; Inspector jefe provincial de la Unidad Adscrita a la Policía Autonómica Javier García Amigo; Presidente de la Cruz Roja de Lugo Luis Abelleira Mayor

Brigada Juan José Méndez Doel; sargento 1º Antonio Nuevo García; sargento José Braña Rodríguez; cabo 1º Manuel Alfonso Tato Castro; cabo mayor Francisco Fernández; cabo David Rey López, guardias: Carlos Suárez Blanco, Francisco Luis Gandoy Fernández, Jorge Neira Vázquez, José Ramón Boo Arias, Diego Mancha García, Iván Castosa González, Jesús Deiros Telo y José Ángel Iglesias Torreiro

También se entregó la Cruz de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo al sargento José Luis Saavedra López, la Cruz de Oro de la Constancia al Servicio al guardia Germán Ángel Vale Varela y diplomas conmemorativos por los servicios prestados en Guinea Ecuatorial al capitán Ramón García Rodríguez, al subteniente Onésimo González Mateos y al brigada José Fuentes Arenal.

Además, se realizó un homenaje al guardia civil retirado más veterano de la provincia de Lugo, José María Fernández López, de 94 años de edad, a quién le fue entregada una placa conmemorativa.