La Consellería do Medio Rural apoyó con una aportación que supera los 5,4 millones de euros a 86 explotaciones ganaderas y agrícolas del Sur de la provincia de Lugo (comarcas de Lemos, Quiroga y Chantada) beneficiarias de la orden de subvenciones conjunta para planes de mejora, pequeñas explotaciones e incorporación de jóvenes de ambos sexos.

En concreto, las ayudas resueltas el año pasado y ejecutadas en esta anualidad incluyen, por una parte, más de 891.500 euros con cargo las ayudas dirigidas a apoyar la incorporación de 23 jóvenes, a los que hay que añadir 4,5 millones de euros adicionales para ayudas directas a las 58 explotaciones de las comarcas del sur lucense beneficiarias de los planes de mejora y, finalmente, 75.000 euros previstos en ayudas para pequeñas explotaciones.

Entre los gastos subvencionables por esta orden de ayudas de convocatoria anual, están la compra de nueva maquinaria, gastos para la elaboración de proyectos técnicos de construcción o reforma de las explotaciones, permisos, licencias, plantación y mejora de cultivos, compra de nuevos terrenos y adquisición o desarrollo de programas informáticos, entre otros. Además, también se apoya económicamente la incorporación de jóvenes a las actividades agrarias y ganaderas, con el fin de fomentar el relieve generacional en las explotaciones.

Granja de pavos en O Saviñao

Así lo explicó está mañana el delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, a modo de balance, durante la visita a la empresa Agromuiño, en el ayuntamiento de O Saviñao, en la que estuvo acompañado del alcalde Joaquín González y miembros de la Corporación, entre otr@s. Esta explotación ejemplifica la utilidad de estos apoyos, ya que que aprovecha las ayudas para poner en marcha una nueva nave de producción y sumar a un trabajador joven a la actividad.

En concreto, a través de un plan de mejora Agromuiño consiguió diversificar la actividad actual de uno de los socios trabajadores, que era de leche de vacuno, e incorporar la producción avícola, hasta el punto de que espera producir 24.000 pavos. Además, incorpora al plantel un joven, menor de 30 años, que contribuirá al relevo generacional en la empresa. El proyecto incluye también, en una segunda fase, la construcción de otra nave adicional.

Balseiro significó que a través de proyectos como este se demuestra que la Xunta de Galicia está en el camino correcto cuando apuesta por fomentar la agricultura y la ganadería gallegas mediante la modernización de las explotaciones y la incorporación de agricultores jóvenes, «para que el rural sea sinónimo de emprendimiento y juventud y no de estancamiento»

Publicidad