Compartir

El presidente de la Diputación de Lugo, José Tomé, participó este sábado en el XII Pleno de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), una asamblea celebrada en IFEMA, Madrid, en la que, después de las elecciones locales de mayo, se renovaron los órganos de gobierno de la entidad, que presidirá de nuevo el alcalde de Vigo, Abel Caballero, y en el que se fijaron las líneas de acción del municipalismo para este mandato 2019-2023.

En la apertura del Pleno participó el Ministro de Agricultura, Pesca, Alimentación y Política Territorial, Luis Planas, el presidente de la FEMP, el presidente de la Diputación de A Coruña, el alcalde de Madrid, las alcaldesas de Lugo y A Coruña, la primera teniente-alcalde de Monforte, entre otras autoridades.

Durante la jornada, en la que se acreditaron más de 5.400 entidades locales de toda España, se aprobaron unas 300 propuestas de resolución, entre las que destacan la negociación de un nuevo sistema de financiación que trate en igualdad de condiciones a las entidades locales y las comunidades autónomas, y la recuperación de la autonomía local, sobre todo en materia económica para que ayuntamientos y diputación provinciales puedan invertir libremente los recursos del superávit, así como la reforma de la administración local y la reivindicación de que la transferencia de competencias a los gobiernos locales por parte de las comunidades autónomas vayan siempre acompañadas de dotación de financiación.

El presidente de la Diputación de Lugo, que firmó en el Libro de Oro de la FEMP, destacó la importancia de participar en este Pleno de la entidad porque en él se definen las directrices que se desarrollarán en este mandato para contribuir a la mejora del funcionamiento de las diputaciones y con ello a la calidad de vida del vecindario.

De hecho, José Tomé entrará a formar parte en esta nueva etapa de la FEMP de la Comisión de Diputaciones, Cabildos y Consejos Insulares, en la que, entre otras muchas iniciativas, se impulsarán medidas para definir el marco competencial de las instituciones provinciales, se ahondará en el debate sobre la participación de los gobiernos locales en el diseño, programación y ejecución de los fondos europeos, se trabajará para articular la participación activa de las entidades locales en la elaboración por parte del Gobierno de una estrategia nacional frente al reto demográfico y se reivindicará una idónea financiación de los planes provinciales de cooperación.