Compartir

Las consecuencias del cambio climático pueden ser especialmente duras para los suelos y las aguas de la zona Atlántica de Europa. De ahí que la UE haya puesto en marcha el proyecto Interreg Risk AquaSoil, destinado a desarrollar políticas de prevención para el sector agrícola. Tres expertos introducirán la materia, y presentarán los primeros avances del proyecto, a jóvenes viticultores de la Ribeira Sacra. Será este miércoles, 12 de junio, a partir de las diez y media de la mañana

Erosión del suelo, compactación, crecidas de cauces de agua… son algunas de las consecuencias previstas de las variaciones abruptas en los ciclos climáticos en la zona atlántica. El desarrollo de planes de gestión específicos en las explotaciones agrarias para mitigar el impacto de estos efectos del cambio climático es el objetivo del proyecto Interreg Risk AquaSoil.

Entre los pilares de este proyecto están la cooperación internacional para la investigación y la transmisión de información, y también la participación de los colectivos implicados. La jornada que se va a realizar en las instalaciones de las Bodegas Regina Viarum responde a estos objetivos.

Especialistas

Un representante del proyecto, el especialista y consultor francés Jean-François Berthoumieu; un científico gallego, el investigador y profesor de la USC Javier Cancela Barrio; y el también investigador José Manuel Mirás, adscrito al CSIC en Murcia, se encargarán respectivamente de presentar el proyecto y formar a los participantes en la jornada.

La visita tendrá, además, un carácter práctico: las Bodegas Regina Viarum participan en el proyecto desde mayo de 2018. En sus viñedos se toman datos sobre pérdidas de suelo, estado hídrico de las viñas y componentes de la producción y el vigor vegetativo de las cepas en el contexto de las investigaciones asociadas a Risk AquaSoil. Tras la formación en sala, los jóvenes viticultores lucenses visitarán la parte de las instalaciones de Regina Viarum en la que se desarrolla el proyecto.

Para los responsables de Regina Viarum, «es una satisfacción poder colaborar en un proyecto en el que todos nos jugamos mucho». La bodega apuesta por la investigación y los avances de sostenibilidad en su estrategia de largo plazo para continuar desarrollando algunos de los vinos más premiados de la Ribeira Sacra y formar parte de los esfuerzos colectivos por la conservación del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático.