La añada 2021 en la D.O. Ribeira Sacra valorada como Muy Buena

236
0
Compartir

El panel de cata valoró 10 referencias, representativas de las 5 subzonas –Amandi, Chantada, Quiroga-Bibei, Ribeiras do Miño y Ribeiras do Sil-, catando muestras de pequeñas y grandes bodegas, y muestras de depósito y ya en mercado, para tener un abanico diverso, con el objetivo de determinar una calidad media de los vinos, que resultó ser Muy Buena, con una puntuación de 7.6.

Integraban el panel de cata, que se dio cita en la subzona de Amandi, en el Hotel Áurea Palacio de Sober:

  • Alfonso Losada Quiroga, Experto en viticultura y enología
  • José Ramón Montilla Cortizo, Representante Asociación de Sumilleres Gallaecia
  • Maira Ratón Fernández, Representante Asociación Gallega de Enólogos
  • Mercedes González Rodríguez, Presidenta Vitislucus-Expertos Análisis Sensorial y Enoturismo. Asesoría Gastronómica MEmbajadora
  • José María Martínez Alonso, Miembro Panel de Cata del C.R.D.O.R.S.
  • Oscar González Rizo, Miembro Panel de Cata del C.R.D.O.R.S.
  • Juan Ángel Fernández Martínez, Miembro Panel de Cata del C.R.D.O.R.S.
  • Pepe Seoane, periodista
  • Ana Fernández González, Representante de la Agencia Gallega de Calidad (AGACAL)
  • Ana Mª Martín Abild, Sumiller y Dipwset

La D.O. Ribeira Sacra celebraba en febrero de 2020 la última cata de calificación de la última cosecha, en el 2021 hubo un parón por la pandemia y este año se recuperaba para satisfacción de organización, catadores y consumidores, ya que estas catas orientan al consumidor sobre la calidad de los vinos que se va a encontrar en el mercado. La primera cata de calificación se celebró en 1996, con el resultado de “Buena”. Desde entonces, todas las calificaciones fueron de “Muy Buena”, y en el 2000/01, 2017/18 y 2018/19 fue “Excelente”.

La asesora gastronómica, Mercedes González Rodríguez, mostraba su alegría por recuperar este tipo de actos que les dicen a los profesionales por dónde van a ir los vinos en el mercado, «ves el potencial que nos vamos a encontrar en unos meses cuando empecemos las catas para los premios, es una manera de asentarnos y ponernos al día. Los vinos que catamos hoy los encuentro muy equilibrados en alcohol y acidez, honestos, volvemos a esos vinos de trago que no se hacen pesados. Esa frescura que nos invita a repetir, el cuidado de las viñas se va notando también más porque se van fortaleciendo en carácter. Unos vinos muy prometedores, de largo recorrido, con la gente apostando por los vinos de parcela, de finca. Creo que hay muy buen material para trabajar»

La sumiller, Ana Mª Martín Abild, llegada desde Canarias destacaba de los vinos, «Muy bien, muy representativos en cuanto al territorio de lo que es Ribeira Sacra. Fue un año complicado en cuanto a viticultura y climatología, pero muy bien en líneas generales. Hace casi 10 años participé también en la cata de calificación y ves que aquí no es solamente el vino, si no todo lo que genera a su alrededor, infraestructura hostelera, restaurantes, muchas más marcas de vino en el mercado y ya se conoce Ribeira Sacra en muchos lugares de España, veo esa evolución en estos años».