Compartir

La Agencia de Protección de la Legalidad Urbanística (APLU) viene de adquirir dos todoterreno 4×4 que se destinarán a realizar labores de inspección en los servicios provincias de Ourense y Pontevedra. Estos coches sustituirán la otros dos que tenían más de 15 años de antigüedad.

Esta adquisición forma parte del plan de la APLU para renovar su flota de vehículos, compuesta en la actualidad por 10 coches que, en su mayoría, presentan problemas de conservación debido principalmente a su fecha de fabricación. Tras la adquisición de estos dos todoterrenos la intención de la Agencia es comprar un tercero destinado al servicio provincial de A Coruña con el objetivo de completar la renovación del 30% de su flota.

Disponer de vehículos en perfecto estado de funcionamiento es fundamental para que la Agencia pueda desarrollar las funciones que tiene legalmente encomendadas para inspección, restauración de la legalidad y sanción en materia urbanística.

Hace falta recordar que son los subinspectores de los Servicios Provinciales de la APLU los que efectúan ‘in situ’ las inspecciones urbanísticas, teniendo que desplazarse en vehículos por todos los ayuntamientos de las cuatro provincias. Su actividad, que se plasma después en las actas de inspecciones, constituye el punto de partida de todo el trabajo de esta Agencia y de ahí la importancia de dotarlos de los medios materiales idóneos, según informa la Xunta