La Diputación de Lugo inicia las obras de construcción del centro de mayores de Guitiriz

121
0
Compartir

El presidente de la Diputación de Lugo, José Tomé Roca, junto a la alcaldesa de Guitiriz, Marisol Morandeira, y los diputados de Promoción do Territorio, Pilar García Porto, y de Promoción Económica e Social, Pablo Rivera Capón, participó ayer martes en la firma del acta de reinicio del replanteo de las obras del centro de atención a mayores de la localidad chairega, el documento técnico que marca el inicio inmediato de los trabajos de construcción en la Casa da Botica de una dotación social en la que la institución provincial invierte 1,2 millones de euros.

Las obras comenzarán de inmediato, una vez firmada el acta de reinicio del replanteo por el director de obra y un representante de la empresa adjudicataria, tras modificarse el Plan de Seguridad y Salud para adaptarlo a las nuevas condiciones exigidas por la crisis sanitaria de la Covid-19. En este plan también se incluyó un nuevo apartado para efectuar la demolición del interior de la edificación, que sufrió deterioros este invierno causadas por las condiciones meteorológicas adversas.

El presidente -natural de esta localidad de Guitiriz- asegura que el inicio de la construcción de la residencia «é un momento histórico para Guitiriz» porque, subrayó, «para chegar ata aquí houbo que superar un proceso longo e complexo, no que resultou fundamental a estreita colaboración e contacto permanente entre a Deputación e o Concello. Xuntos sacamos adiante un proxecto que é moi demandado polos veciños e veciñas, non só porque mellorará o benestar social, senón tamén porque creará emprego sostible na zona».

Tomé Roca añadió que la Diputación sigue demostrando su «firme e clara vontade de cumprir con todos e cada un dos compromisos adquiridos cos concellos en materia de construción e posta en marcha das residencias, tal e como afirmamos dende o principio do mandato».

Por su parte, la alcaldesa de Guitiriz mostró su satisfacción por el inminente inicio de las obras de construcción de la residencia, un proyecto que «foi unha prioridade para o equipo de goberno desde o comezo do mandato e que, primeiro pola tardanza da Xunta en achegar a autorización e logo pola situación xerada pola expansión do Coronavirus, se demorou máis do previsto».

Además, Marisol Morandeira agradeció personalmente al presidente de la Diputación su compromiso ya que «retomou en canto foi posible o inicio das obras dunha infraestrutura fundamental para o noso municipio e para os veciños e veciñas de Guitiriz».

Modelo público y de cercanías

La residencia de Guitiriz, que tiene un plazo de ejecución de 12 meses, ofrecerá 52 plazas repartidas en 26 habitaciones, que pueden ser habilitadas dobles. Siguiendo el modelo de gestión establecido entre la Diputación y los ayuntamientos, los vecinos y vecinas de Guitiriz tendrán prioridad de acceso, luego los de los restantes municipios de la comarca da Terra Chá y, seguidamente, lucenses en general. Del mismo modo, el precio de la plaza se adaptará a la capacidad económica de cada mayor para que todos puedan acceder a la misma.

El modelo de residencias de la Diputación de Lugo, afirmó el presidente, garantizador que los usuarios y usuarias «poidan seguir vivindo preto dos seus familiares, dos veciños e amigos, mantendo o arraigo á súa terra, nun centro público no que reciben unha atención próxima e de calidade». Estas características de los centros de mayores provinciales, añadió José Tomé, «repercuten no seu benestar físico, pero tamén no benestar emocional».

Características

El centro de mayores que la Diputación acondicionará en la Casa da Botica constará de tres plantas y dispondrá de 26 habitaciones individuales para uso normal, que pueden convertirse en habitaciones dobles, y una habitación, la mayores, para uso de enfermería por residentes que precisen una atención sanitaria importante.

La planta baja del edificio existente se reformará para albergar la cocina y zonas de servicio anexas, el comedor, el despacho de dirección, los aseos adaptados y una sala de reuniones, así como un distribuidor y unas escaleras que comunicarán esta planta con las superiores. En la zona de nueva construcción se situará el acceso principal de la residencia, la recepción, el monta-camillas (que servirá también de ascensor), un pequeño almacén de ropa, 5 dormitorios para residentes, con cuarto de baño adaptado cada uno de ellos, así como los vestuarios y aseos del personal. En esta parte del edificio se situará otra escalera que unirá esta planta con las altas.

La primera planta albergará en la zona del edificio existente una sala multiusos, un local para fisioterapia, un gimnasio, un despacho médico, una habitación de enfermería con baño incorporado adaptado, y dos aseos adaptados para uso general. En la parte de nueva construcción habrá 6 habitaciones, cada una de ellas con un baño adaptado incorporado, y un local para baño geriátrico, así como una pequeña zona de estar.

En la segunda planta, en la parte correspondiente al edificio existente, habrá 9 habitaciones cada una de ellas con baño adaptado incorporado, mientras que la parte de nueva construcción albergará 6 habitaciones con baño adaptado cada una, así como un pequeño local para almacén y útiles de limpieza.