Compartir

El presidente de la Diputación de Lugo, José Tomé Roca, participó este jueves en la sala de juntas en un desayuno de trabajo con diversas asociaciones en el marco del programa ‘Prende! Bota Raíces no Rural’ promovido por la institución provincial para generar empleo juvenil y fijar población. El objetivo de esta reunión técnica, que también contó con la presencia del Diputado de Promoción Económica e Social, Pablo Rivera Capón, fue a implicar a colectivos relacionados con las actividades profesionales sobre las que versarán las acciones formativas del proyecto -energías renovables, turismo, gestión forestal, y agricultura y ganadería- para que sean las que impartan la formación, pues son «as que mellor coñecen a realidade destes sectores, as súas necesidades e demandas, o que nos axudará a casar logo mellor a oferta e a demanda», explicó el presidente.

Además de los responsables y técnicos del organismo provincial implicados en el programa, al encuentro celebrado en el Pazo de San Marcos acudieron Noelia López López, presidenta de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Lugo (AJE); Francisco Real y Luisa López Cela, presidente y técnica de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Lugo; José Rodríguez Blanco, representante de Uniones Agrarias; Verónica Marcos Arrojo, de la Asociación Sectorial Forestal de Galicia (ASEFOGA); José Luis Fernández Armesto, de Cruz Roja; y Ana María Fernández Moiras, responsable de Relación Laborales de la CEL.

Prende! Bota Raíces no Rural’, que contará con un presupuesto de casi 300.000 euros y estará financiado al 92% con Fondos Europeos, está destinado a los jóvenes de los 58 ayuntamientos de la provincia que cuentan con menos de 5.000 habitantes o de entre 5.000 o 10.000 que presentan un saldo demográfico negativo. La Diputación de Lugo ha previsto que las bases para apuntarse en el programa queden aprobadas antes de que finalice este mes.

Los 60 participantes recibirán formación y adquirirán experiencia laboral en actividades profesionales con un importante peso en el sector productivo de la provincia y con un gran potencial de crecimiento, como son energías renovables, turismo, gestión forestal, y agricultura y ganadería.

Durante la formación, de 4 semanas, percibirán 14 euros por día, y en el período de prácticas en empresas, de 8 meses, un sueldo mensual de como mínimo 900 euros. A los interesados en emprender, la Diputación les otorgará 5.510 euros para arrancar su propio negocio.

Este proyecto refuerza las políticas de empleo que tiene en marcha a Diputación, que invierte 7,4 millones de euros en tres planes que dan trabajo a medio centenar de personas, además de mantener más de 300 puestos de trabajo en el rural con las residencias, el SAF y la teleasistencia.